La EEI experimentará con los efectos del cese de comunicaciones en el espacio

Agencia EFE

Moscú, 27 feb (EFE).- La Estación Espacial Internacional (EEI) simulará el cese de las comunicaciones para prepararse para el caso de que, en un futuro, una nave espacial tenga que pasar por la "zona ciega" de una órbita lunar, informó hoy el jefe del Laboratorio de fisiología humana del Instituto Médico-Biológico de la Academia de Ciencias de Rusia, Alexandr Suvórov.

"Tenemos previsto enviar (en un futuro) cosmonautas a una estación orbital de la Luna, entonces durante algún tiempo la nave estará del otro lado del satélite y no podremos comunicarnos con ella. Por ello estableceremos pausas en la comunicación. Es algo para lo cual hay que prepararse", declaró a Interfax.

Según el científico ruso, en la EEI actualmente se establecen determinadas pausas en la comunicación, pero en el marco del experimento se establecerán más.

Durante los vuelos interplanetarios reales debido a las grandes distancias entre la nave y la Tierra, la comunicación se demora.

Suvórov señaló que en el experimento que se realizará en la EEI, la demora de la comunicación será de unos cinco minutos en cada dirección.

"Se estableció que incluso una demora de cinco minutos altera el estado psicológico y emocional de la tripulación. Ellos no pueden obtener respuestas a todas las preguntas que surgen, y eso obliga a incrementar considerablemente la autonomía", señaló.

En estas condiciones, argumentó el científico, la tripulación toma decisiones de un modo independiente y se incrementa el papel del capitán de la tripulación.

"Además, los miembros de la tripulación deben trabajar de un modo más coordinado. En la EEI se practicará este principio de autonomía", explicó.

No es el primer experimento de este tipo, el proyecto SIRIUS ya ha llevado a cabo varios experimentos de simulación de vuelos espaciales en condiciones de aislamiento.

Este proyecto tiene como objetivo estudiar el comportamiento de los cosmonautas durante trayectos más largos para reducir los riesgos que puedan afectar la salud y capacidad de trabajo de los tripulantes.

El primer experimento de este proyecto se extendió 17 días y tuvo lugar en noviembre de 2017. Poco menos de dos años después ser llevo a cabo un experimento de cuatro meses y en noviembre de este año se prevé realizar un experimento de 240 días de duración.

(c) Agencia EFE