EE.UU. ya tuvo que tirar un millón de vacunas y otras millones están a punto de vencer

·4  min de lectura
Moderna Inc. y Pfizer anunciaron que sus vacunas contra el coronavirus resultaron tener una efectividad superior el 94% en los ensayos clínicos, según los primeros resultados
Moderna Inc. y Pfizer anunciaron que sus vacunas contra el coronavirus resultaron tener una efectividad superior el 94% en los ensayos clínicos, según los primeros resultados

Más de 1 millón de dosis de vacunas contra el coronavirus se desperdiciaron en 10 estados de Estados Unidos desde que se lanzó la campaña de inmunización en diciembre y al menos 26,2 millones de inyecciones corren el riesgo de expirar, según medios estadounidenses.

Más de 110.000 dosis se desecharon en Georgia, 53.000 en Nueva Jersey, en Ohio son 370.000 las dosis que no pueden usarse y en Maryland ya son 50.000 los fármacos desechados, según informó el medio Arkansas Democrat, citando a las autoridades locales.

La economía de Chile vuela y se recupera a un ritmo récord

Buena parte de la pérdida se debe al derrumbe en la aplicación de dosis, con tasas diarias de vacunación a un quinto de su promedio máximo de 3,4 millones de inyecciones alcanzados a mediados de abril, según el reporte del diario.

Los datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el promedio semanal de dosis diarias que se aplican actualmente es de 545,761, contra 3,439,739, el mayor número de dosis aplicado el 12 de abril de este año.

Además, Estados Unidos tiene disponible un total de 400,674,525 inyecciones, pero hasta ahora se han aplicado 346,456,669 y la tendencia viene bajando hace meses, con un leve repunte en los últimos días.

ARCHIVO - En esta foto de archivo del 26 de abril de 2021, Brian Acevedo, de 16 años recibe la vacuna contra el COVID-19 en East Hartford, Connecticut. Los expertos estiman que la incidencia del mal en Estados Unidos caerá bruscamente para fines de julio, informó el gobierno el miércoles 5 de mayo de 2021. (AP Foto/Jessica Hill, File)
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 26 de abril de 2021, Brian Acevedo, de 16 años recibe la vacuna contra el COVID-19 en East Hartford, Connecticut. Los expertos estiman que la incidencia del mal en Estados Unidos caerá bruscamente para fines de julio, informó el gobierno el miércoles 5 de mayo de 2021. (AP Foto/Jessica Hill, File)


ARCHIVO - En esta foto de archivo del 26 de abril de 2021, Brian Acevedo, de 16 años recibe la vacuna contra el COVID-19 en East Hartford, Connecticut. Los expertos estiman que la incidencia del mal en Estados Unidos caerá bruscamente para fines de julio, informó el gobierno el miércoles 5 de mayo de 2021. (AP Foto/Jessica Hill, File)

Entre las razones del desperdicio de vacunas se encuentran problemas en el almacenamiento y transporte, roturas de frascos y personas a las que se les asignó un turno pero no se presentaron a la cita, informaron las autoridades a Arkansas Democrat.

Otro gran inconveniente es el vencimiento de las dosis: a medida que bajan la demanda nacional de dosis, los estados comienzan a notar un excedente de sueros que corren el riesgo de vencerse.

China vive el peor rebrote desde el de Wuhan y confina a millones

El medio estadounidense STAT señaló que hay una suma de 26,2 millones de dosis sin usar a nivel estatal, lo suficiente para inmunizar a 13,1 millones de personas. Al menos la mitad de estas inyecciones sobrantes corresponde a un excedente de dosis.

Se espera que un lote significativo de dosis de Pfizer expire en agosto, según STAT. Varios departamentos de salud estatales esperan que el gobierno federal retrase la vida útil de estas dosis, tal como hicieron anteriormente con las dosis de Jonhson y Johnson que corrían el riesgo de ser desechadas.

"No seas avaro, comparte con el mundo" dice el cartel. Estados Unidos ha estado bajo presión para que comparta las vacunas.
"No seas avaro, comparte con el mundo" dice el cartel. Estados Unidos ha estado bajo presión para que comparta las vacunas.


"No seas avaro, comparte con el mundo" dice el cartel. Estados Unidos ha estado bajo presión para que comparta las vacunas.

Muchos estados comenzaron a buscar ayuda federal para redistribuir el exceso de vacuna a nivel internacional en abril”, dijo al medio local Marcus Plescia, director médico de la Asociación de Funcionarios de Salud Estatales y Territoriales.

Nueva York y California, dos de los estados más ricos, tienen la capacidad económica para organizar ellos mismos los envíos internacionales, según declaró el especialista.

En tanto el gobierno federal intenta dar un empujón a la vacunación para llegar a los no vacunados y a las personas que no desean recibir dosis. “Ahora tenemos que ir de comunidad en comunidad, de puerta en puerta, literalmente tocando puertas” para llevar vacunas, dijo el presidente Joe Biden hace algunos días tras reunirse con un grupo de expertos.

Barreras para enviar dosis

El Washington Post enumeró una serie de razones por las cuales los gobiernos locales de Estados Unidos no podría distribuir su excedente de dosis a otros países del mundo que están en falta.

Las nuevas variantes del coronavirus convierten a la inmunidad de rebaño en una meta inalcanzable a corto plazo

El primer obstáculo que menciona el diario es logístico: “Podría ser complicado, y costoso, reunir las dosis adicionales para poder enviarlas a otro lugar. Además, los estados poseen, pero no poseen, las vacunas que les proporcionó el gobierno federal, por lo que necesitan el permiso de los federales antes de que los estados puedan tomar medidas”.

Otro impedimento remonta a la administración de Donald Trump y es el lenguaje del contrato agregado por los fabricantes de vacunas, acordado con el anterior gobierno. “El gobierno no puede usar, ni autorizar el uso de ningún producto o material provisto bajo este Acuerdo de Proyecto, a menos que dicho uso ocurra en los Estados Unidos”, dice el contrato, citado por el diario.

Jeff Bezos perdió 13.500 millones de dólares y hay preocupación en Amazon

Estados Unidos ya donó vacunas anteriormente a países como México y Canadá, “no hay una razón clara por lo que esto no pueda hacerse de nuevo o expandirse a otros países dispuestos a hacer acuerdos similares, algunos de los cuales confían en que pueden usar vacunas que expiren pronto”, dice el Post.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.