"Estados Unidos se está desmoronando": la llamada desesperada de un multimillonario

Cecilia Barría - BBC News Mundo
·10  min de lectura
Manifestantes en Wall Street
En medio de la pandemia de covid-19 manifestantes piden que los multimillonarios de Estados Unidos paguen más impuestos.

Puede sonar extraño que un multimillonario pida que le cobren más impuestos.

Sin embargo, en Estados Unidos hay un grupo de magnates que formó la organización "Patrióticos Millonarios", precisamente para pedir que los más ricos contribuyan más a las arcas públicas..

El presidente del grupo es Morris Pearl, un exdirectivo de BlackRock (una de las mayores firmas de inversión del mundo) que ahora vive de la rentabilidad que le generan sus inversiones, tras una exitosa carrera en Wall Street.

Pearl argumenta que Estados Unidos debería seguir la ruta que tomó Argentina al crear un impuesto a la riqueza para enfrentar la crisis económica generada por la pandemia de covid-19.

En diciembre pasado, el país sudamericano aprobó un nuevo impuesto a las grandes fortunas -que se aplicará por una sola vez-, que grava la riqueza de las personas que tengan un patrimonio superior a los 200 millones de pesos (equivalente a unos US$2,5 millones).

Esta "Ley de Aporte Solidario y Extraordinario" afectará a cerca de 12.000 personas, con un gravamen progresivo de entre 2% y 3,5%.

Con esta nueva medida, el gobierno de Alberto Fernández proyecta recaudar alrededor de US$3.000 millones, los cuales serán destinados a financiar suministros médicos y programas de auxilio económico para las familias más afectadas por la crisis.

El magnate estadounidense no solo apoya la creación de un impuesto de emergencia de este tipo para mitigar los efectos de la pandemia.

Morris Pearl
Morris Pearl fue directivo en BlackRock, una de las mayores firmas de inversión del mundo. Ahora es el presidente de la organización "Millonarios Patrióticos".

Su postura es que, al menos en Estados Unidos, debería modificarse el sistema impositivo para que los multimillonarios hagan un mayor aporte -de manera permanente- a las arcas públicas, especialmente ahora que el mercado bursátil está en máximos históricos.

"En los últimos 10 meses he ganado millones de dólares", dice Pearl, justo en medio de una de las peores crisis económicas de las últimas décadas.

Por eso cree que él y los demás multimillonarios que han obtenido cuantiosas ganancias deberían pagar un gravamen por sus inmensas fortunas.

La entrevista de BBC Mundo con Morris Pearl que sigue a continuación fue editada por razones de claridad y concisión.

Usted escribió que EE.UU. debería seguir el ejemplo de Argentina, donde se aprobó un impuesto a la riqueza. ¿Por qué?

Aquí en Estados Unidos la gente solo paga impuestos por sus ingresos, no por su riqueza.

Las personas realmente ricas deberían pagar un impuesto a la riqueza. Por eso digo que Estados Unidos debería copiar a Argentina y aprobar un impuesto a los ricos.

¿De qué nivel de riqueza estamos hablando?

De gente que ha hecho miles y miles de millones de dólares durante esta crisis, como Jeff Bezos, el fundador de Amazon. Él apenas paga impuestos, porque no tiene ingresos, entendidos como un salario.

Él no necesita recibir un salario porque es multimillonario. Los multimillonarios, que han aumentado inmensamente su fortuna, también deberían pagar impuestos.

También te puede interesar:

Señal de Wall Street en la calle
Las bolsas han llegado a máximos históricos en medio de una euforia bursátil que contrasta con los brutales efectos económicos de la pandemia en la población.

Los que son realmente ricos no están pagando muchos impuestos.

En este país a algunas personas les ha ido muy bien, quizás a la mitad de la gente. La bolsa está en sus máximos históricos. Banqueros, abogados que trabajan desde sus casas están muy bien.

Pero la otra mitad, la gente que trabaja en restaurantes, hoteles o aerolíneas, está en problemas. Muchos han perdido su trabajo, no les alcanza para pagar la renta y eso, al mismo tiempo, les causa problemas a los propietarios y a los negocios donde esas personas compran.

Hay una gran división entre los que tienen y los que no tienen.

¿Cuánto ha crecido la desigualdad debido a la crisis económica por el coronavirus?

No tengo estadísticas, pero creo que ha aumentado muchísimo. Algunas personas se han vuelto extraordinariamente ricas.

Olla común en The Bronx, Nueva York.
En Nueva York y otras ciudades de EE.UU. se han organizado ollas comunes para ir en auxilio de los más afectados por la crisis económica.

Yo no he trabajado durante muchos años, solo hago trabajo voluntario. Pero soy más rico ahora que cuando me jubilé.

He ganado muchísimo dinero en el último año sin trabajar. Pero aquí en Nueva York hay mucha gente desempleada y hay más desigualdad ahora que un año atrás.

¿Cuánto más rico se ha hecho usted durante la pandemia?

En los últimos 10 meses he ganado millones de dólares.

Volvamos a Argentina. Cuando se aprobó este impuesto,que se cobrará una sola vez a los más ricos, hubo una fuerte oposición por parte de empresarios que criticaron la medida por gravar la riqueza productiva. Ellos dicen que ese impuesto afecta nuevas inversiones y, por lo tanto, la creación de empleos y la reactivación de la economía. ¿Cuál es su opinión?

Para Estados Unidos estamos proponiendo subir los impuestos a quienes tengan una riqueza superior a US$1.000 millones. Eso es un umbral unas 400 veces más alto que el límite fijado en Argentina.

También te puede interesar:

Un grupo de manifestantes se reunió frente a la Asamblea Nacional en noviembre cuando la cámara baja debatía la medida.
En Argentina se aprobó en diciembre un impuesto a la riqueza que se aplicará una sola vez para mitigar los efectos económicos de la pandemia.

Mucha de la riqueza puede ser vista como riqueza productiva de una u otra manera. Yo tengo acciones en Amazon, por ejemplo, podríamos decir que esa es una riqueza productiva porque produce algo, pero no hay ninguna razón por la cual yo no tenga que pagar impuestos por el gigantesco aumento de mi fortuna en el último año.

Es que al final cualquier riqueza puede ser productiva, dependiendo de cómo la defines. Pero lo que nosotros proponemos es gravar la riqueza a partir de los US$1.000 millones.

Estamos hablando de los más ricos, de unos pocos cientos de personas.

Pero en Argentina algunos empresarios dicen que han tenido que vender maquinaria para poder pagar el gravamen; es decir, no estamos hablando solo de los ultrarricos…

En Argentina gravaron el 2% de la riqueza de una persona a partir de cierto umbral.

Una mujer con un bebé junto a un mural en Argentina
Argentina ha sido uno de los países más afectados de América Latina por la pandemia de covid-19.

Los que tienen que pagar ese impuesto se quedan con el otro 98%. Entonces me parece bien que los muy ricos se queden con el 98% de su fortuna.

Estamos hablando de un impuesto de entre 2% y 3,5% que fue promovido por un gobierno considerado de izquierdas. ¿Cree usted que en Estados Unidos una medida de ese tipo contaría con el apoyo político en el Congreso?

Es difícil saberlo. Algo de apoyo, sí hay. Dentro del Partido Demócrata hay un amplio espectro de posiciones políticas, unos más a la izquierda y otros más al centro. La verdad es que no sé qué va a pasar políticamente.

Nos hemos movido bastante en la dirección de aplicar algún impuesto a la riqueza, pero no sé si existiría suficiente apoyo en el Congreso como para aprobar una ley de ese tipo.

¿Cuál es exactamente su propuesta para Estados Unidos y cuánto podría llegar a recaudarse?

El impuesto tendrían que pagarlo algunos cientos de personas. Sobre cuánto dinero podría recaudarse, no creo que sea lo importante. A diferencia de Argentina, Estados Unidos emite dólares, lo que nos permite tener un margen de déficit presupuestario.

No estoy tan preocupado sobre cuánto dinero podríamos conseguir. Me preocupa más el hecho de que tenemos una creciente desigualdad.

Manifestantes en Wall Street
Durante el gobierno de Donald Trump hubo una reforma impositiva que recortó impuestos.

Hacia fines de 2017 se cambió el sistema impositivo y eso empeoró la desigualdad. Por eso creo que tenemos que cambiar de dirección y que los más ricos paguen más impuestos que el ciudadano común que trabaja para poder vivir.

Quienes se oponen a crear un impuesto a la riqueza suelen argumentar que Europa es el mejor ejemplo del fracaso de ese gravamen, ya que en la década de los 90, 12 países lo tenían, y ahora solo quedan 3, que son Suiza, Noruega y España. Y la razón del fracaso, dicen los detractores, es que los ricos se llevaron su dinero a otros países para evitar ese impuesto…

No creo que la gente se vaya a ir de Estados Unidos. La gente que vive aquí y paga impuestos aquí se siente segura, este es un país seguro, comparado con otras naciones.

La situación es diferente en Europa. Dado que existe la Unión Europea es más fácil trasladar el dinero de un país a otro.

Y quienes tienen su fortuna en EE.UU., en general, pagan menos impuestos que en otros países europeos.

Voluntarios reparten comida en Groveland, Florida.
En distintas ciudades estadounidenses voluntarios han estado repartiendo cajas de comida para quienes han sufrido los peores efectos de la crisis.

Bueno y los que quieren pagar menos impuestos se pueden ir a vivir a Zimbabue, por ejemplo, pero no creo que se quieran ir a vivir ahí.

Pagar impuestos es precisamente lo que te permite vivir en un país como Estados Unidos.

En el debate en Reino Unido sobre crear un impuesto a la riqueza por una sola vez para enfrentar los efectos económicos de la pandemia, algunos dicen que ese aumento impositivo puede abrir la puerta para subir otros impuestos. ¿Qué piensa al respecto?

Nosotros no estamos proponiendo un impuesto de una sola vez en Estados Unidos. Estamos proponiendo que los multimillonarios paguen más impuestos de manera permanente.

Dólares
Pearl asgura que un aumento de impuestos a los más ricos de EE.UU. solo afectaría a unos cientos de personas.

Eso afectaría a una persona en un millón.

¿Y qué le parece la idea de aumentar los impuestosa las corporaciones, no solo el gravamen a la riqueza personal?

Sí, también estamos de acuerdo en aumentar los impuestos a las corporaciones. En nuestra organización, Millonarios Patrióticos, estamos preocupados por las grandes empresas que simulan que sus ganancias están en otros países con menores impuestos, como Irlanda, por ejemplo.

Algunas personas lo han criticado señalando que su postura frente a los impuestos es bastante cínica, dado que ahora que está jubilado aboga por subir los impuestos, pero no lo hizo antes cuando trabajaba en Wall Street. ¿Por qué no lo hizo antes?

Yo he estado abogando por esto durante los últimos 10 años. Antes, cuando trabajaba, ganaba dinero con el salario que me pagaban las empresas de Wall Street.

Toro en Wall Street
Cuando hay un "mercado de toro" (bull market), como ha ocurrido en los últimos 10 meses, los precios de las acciones van al alza. Esa es una de las razones que explica por qué los multimillonarios han aumentado sus fortunas durante la pandemia.

En cambio ahora, todo el dinero que gano proviene de mi fortuna, son las ganancias que hago con mis inversiones. Es por eso que un impuesto a la riqueza me afectaría mucho más ahora que antes cuando trabajaba.

Como usted bien sabe hay multimillonarios que no tienen ningún interés en reducir desigualdad, que no tienen ningún tipo de imperativo ético por tratar de que las cosas sean más equitativas. ¿Cómo convence a esas personas de que deben pagar más impuestos?

Lo que digo es que nuestro país se está desmoronando, tenemos gente marchando en las calles, tenemos disturbios. La razón de fondo detrás de las protestas es la enorme desigualdad. No es el país donde ellos quieren vivir.

Si la desigualdad empeora, también empeora el atractivo del país para invertir. Yo les digo a mis amigos ricos que ellos deberían estar a favor de reducir la desigualdad porque tenemos un país muy dividido y eso no es un buen lugar para tener a tu familia y hacer inversiones.

Los mejores lugares para invertir son aquellos donde hay una sólida clase media, no donde está lleno de pobreza.

VIDEO | Por qué está cayendo el dólar y cómo puede afectar a América Latina