Anuncios

Ecuador: 1.600 policías y militares incursionan en populosa y peligrosa barriada de Guayaquil

QUITO (AP) — Alrededor de 1.600 policías y militares incursionaron el martes en una populosa y peligrosa barriada del noroeste de la ciudad portuaria de Guayaquil, en donde hay una importante presencia de grupos criminales vinculados al narcotráfico y otros delitos como secuestros y extorsiones.

Los uniformados, equipados con chalecos antibalas y armas largas de dotación, llegaron al sector de Socio Vivienda durante la madrugada e irrumpieron en muchas casas tras romper puertas, de acuerdo con el registro de vídeo distribuido por el gobierno. El operativo dejó 17 personas detenidas, 52 kilogramos de droga incautada, así como una arma larga y dos cortas decomisadas.

“El objetivo fue recuperar 130 viviendas arrebatas a los ciudadanos por parte de bandas criminales” que hicieron de ese sector un punto de operaciones de bandas criminales, aseguró la Secretaría de Comunicación.

En la operación estuvo el presidente Daniel Noboa, portando un chaleco antibalas y un casco militar.

La barriada Socio Vivienda fue creada por el Estado como un plan habitacional para personas de escasos recursos, pero en los últimos años había sido sometida por el grupo criminal de Los Tiguerones, entre otras bandas, vinculadas al narcotráfico.

Esos grupos se apoderaron bajo amenazas de decenas de viviendas que luego utilizaban para cometer acciones ilícitas: entre ellas, bodegas y laboratorios de drogas, lugares para esconder a personas secuestradas. De acuerdo con la policía, además, en esa barriada son halladas con regularidad personas asesinadas.

Guayaquil es considerada una de las ciudades más peligrosas del país, que registra desde inicios del año 2021 una violenta arremetida de bandas delictivas vinculadas al narcotráfico y otros delitos, en pugna por el control de territorios de distribución de drogas y rutas de exportación, con el apoyo de carteles de Colombia y México.

Para hacer frente a la situación, Noboa declaró el estado de conflicto armado interno en el país lo que permitió operativos conjuntos entre policías y militares para neutralizar a las organizaciones criminales, a quienes el gobierno ha catalogado de terroristas.