Anuncios

Una dosis de la vacuna contra el VPH previene infecciones durante al menos tres años

Según un nuevo estudio realizado en Kenia, una dosis única de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) es muy eficaz para prevenir las infecciones durante tres años, lo que muy probablemente reducirá las tasas de cáncer de cuello uterino y otras enfermedades relacionadas con el virus.

Según los expertos, una estrategia de dosis única ampliaría de manera drástica el suministro de la vacuna, abarataría los costos y simplificaría su distribución, lo que haría de la vacunación una opción más viable en países con recursos limitados.

El VPH es una infección de transmisión sexual relacionada con el cáncer de cuello de útero y otros tumores malignos. Las autoridades sanitarias de muchos países, incluyendo a Estados Unidos, recomiendan dos dosis de la vacuna para las adolescentes menores de 15 años y tres dosis para las mayores.

Sin embargo, los datos observacionales sugieren desde hace tiempo que una sola dosis ofrece una protección eficaz contra el VPH durante al menos una década. Los nuevos resultados son la primera confirmación de un ensayo clínico de referencia de que una dosis única puede ser tan eficaz como dos o tres dosis, al menos durante tres años.

Los resultados de una comparación directa de los regímenes de una y dos dosis no estarán disponibles sino hasta 2025.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos 24 países, entre ellos México, Tonga y Guyana, han adoptado la estrategia de una sola dosis.

Las nuevas pruebas pueden convencer a más países para que la adopten.

“Lo que habíamos predicho era que esto sería más interesante para los países de ingresos bajos o medios”, señaló Paul Bloem, asesor principal sobre programas de vacunación contra el VPH en la OMS. Sin embargo, países de ingresos altos como el Reino Unido y Australia fueron de los primeros en cambiar sus políticas, afirmó.

La OMS calcula que, si se generaliza, la estrategia de la dosis única podría evitar 60 millones de casos de cáncer de cuello uterino y 45 millones de muertes en todo el mundo en los próximos cien años.

El cáncer de cuello uterino es el cuarto tipo de cáncer más frecuente en las mujeres de todo el mundo, con una estimación de 604.000 nuevos casos en 2020, según la OMS. Se estima que la enfermedad acabó con la vida de 342.000 mujeres en 2020, más que el número de las que murieron durante el embarazo o el parto.

“Esa enfermedad es una verdadera asesina de mujeres”, comentó Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi, financiadora de programas de inmunización en naciones de bajos ingresos.

“También es una enfermedad que realmente mata a las mujeres en la flor de la vida, y lo hace de una forma realmente horrible”, añadió.

Más del 95 por ciento de los cánceres de cuello de útero son causados por el VPH que se transmite sexualmente. Prevalecen múltiples cepas del virus, pero los subtipos dieciséis y dieciocho son responsables del 70 por ciento de los cánceres de cuello uterino.

La vacuna contra el VPH debutó en 2006 y es una “intervención preventiva casi perfecta para el cáncer de cuello uterino y otros cánceres asociados al VPH”, afirmó Ruanne Barnabas, directora de la división de enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts, quien encabezó el nuevo estudio.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) aprobó la vacuna ese año en Estados Unidos y, desde entonces, las infecciones por las cepas víricas que causan cánceres han descendido más de un 80 por ciento en el país, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Aun así, cada año se diagnostica cáncer de cuello uterino a casi 13.000 estadounidenses y cerca de 4000 mujeres mueren anualmente a causa de esta enfermedad.

El número de víctimas del VPH es mucho mayor en los países de ingresos bajos y medios, donde las mujeres tienen un acceso limitado a las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino o a los tratamientos de la enfermedad. Aproximadamente el 90 por ciento de las muertes por cáncer de cuello uterino en 2020 se produjeron entre mujeres que vivían en países con pocos recursos.

En Kenia, la vacuna se administra actualmente en dos dosis. Pero solo el 33 por ciento de las niñas de 9 a 14 años recibe la primera dosis y solo el 16 por ciento vuelve por la segunda. En cambio, más del 78 por ciento de las adolescentes de Estados Unidos recibieron al menos una dosis de la vacuna en 2021.

Un régimen de vacunación de dosis única es mucho más fácil de implementar a gran escala y abre más canales de entrega, como campañas generales y clínicas móviles.

“Ofrece una oportunidad para la creatividad de la maquinaria de administración”, opinó Peter Dull, dirigente del desarrollo de la vacuna contra el VPH en la Fundación Bill y Melinda Gates, que financió el estudio.

En el estudio KEN SHE, los investigadores asignaron de manera aleatoria a 2275 mujeres kenianas de entre 15 y 20 años para que recibieran una dosis única de la vacuna contra el VPH dirigida a los subtipos dieciséis y dieciocho; una vacuna contra el VPH dirigida a los subtipos dieciséis, dieciocho y otros siete subtipos, o la vacuna antimeningocócica, como control.

Los científicos recogieron frotis cervicales y vaginales de las mujeres cada seis meses y buscaron infecciones persistentes por VPH hasta los 36 meses.

Según el estudio, la vacuna tuvo una eficacia del 98 por ciento contra los subtipos dieciséis y dieciocho del virus durante tres años y del 96 por ciento contra todas las cepas cancerígenas. No se notificaron efectos secundarios graves.

Resultados anteriores del estudio, publicados el año pasado, mostraron que una sola dosis de ambas vacunas era muy eficaz durante dieciocho meses.

Basándose en parte en esas pruebas, el año pasado la OMS cambió su recomendación a una o dos dosis para niñas y mujeres jóvenes de 9 a 20 años y dos dosis con un intervalo de seis meses para mujeres mayores de 21 años.

Los programas financiados por Gavi solo han alcanzado hasta ahora un tercio de su objetivo, en parte debido a la escasez de vacunas. Según Berkley, en 2022, se disponía de casi veinte millones de dosis, pero se espera que esa cifra se triplique con creces para 2025.

c.2023 The New York Times Company