Donald Trump defiende su aplicación Truth Social en medio de informes de un caos financiero

·3  min de lectura

Donald Trump respondió a los informes de los problemas financieros en Truth Social, su empresa de redes sociales, al descartar esas denuncias como “noticias falsas” en medio de una amenaza de posibles problemas legales.

El lunes, el expresidente publicó en su cuenta de Truth Social: “Los medios de noticias falsas están devastados por el gran éxito de TRUTH. Entonces, en el momento preciso, se ponen a trabajar horas extras para criticarla y degradarla”.

Según Fox Business Network, quien fue el primero en informar sobre los problemas financieros el jueves, Truth Social y su empresa matriz supuestamente debían más de US$1 millón a una compañía de infraestructura de Internet, RightForge, que podría verse obligada a llevar a la empresa a los tribunales y desconectar la aplicación.

Según fuentes familiarizadas con el asunto, se cree que RightForge recibió un pago de Truth Social por última vez en marzo, aproximadamente cinco meses después de que inició el contrato de la compañía conservadora para proporcionar infraestructura de alojamiento web para la plataforma de redes sociales “a favor de la libertad de expresión” de Trump.

Un portavoz de RightForge le dijo a Axios que, sin embargo, la compañía estaba “comprometida con el servicio” de Truth Social y su empresa matriz, Trump Media and Technology Group (TMTG), aunque no está claro cómo Truth Social pagará los US$1,6 millones de dólares supuestamente adeudados.

“Estuvimos allí desde el inicio y apoyamos al presidente y todos sus esfuerzos y tenemos el compromiso de construir un Internet basado en las ideas estadounidenses de libertad de expresión”, dijo el director general Martin Ávila. The Independent se puso en contacto con RightForge en busca de comentarios.

Refiriéndose a Truth Social, que se lanzó en febrero de este año con una serie de dificultades técnicas, Trump agregó que su atribulado sitio de redes sociales estaba mejorando “550 por ciento” desde la redada del FBI en Mar-a-Lago, que se llevó a cabo este mes en relación con una investigación del Departamento de Justicia sobre documentos clasificados presuntamente trasladados ilegalmente a su residencia en Florida.

“En realidad, muchos de los peces gordos en Washington, D.C., están luchando para detener TRUTH, pero no tendrán éxito”, escribió Trump. “Están persiguiendo a la compañía financiera externa, y prácticamente a cualquiera que camine y respire, pero eso no será suficiente”.

En otro revés para Trump —a quien se le prohibió permanentemente el uso de Twitter por difundir mentiras electorales en el periodo previo a los disturbios del Capitolio del 6 de enero antes de establecer su propia red— la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. se negó la semana pasada a registrar Truth Social.

Truth Social tampoco está disponible para los usuarios de Android (quienes representan casi la mitad del mercado de teléfonos móviles de EE.UU.), mientras que los informes sugieren que es posible que Trump ya no forme parte de la junta directiva de TMTG en medio de una investigación federal sobre posibles irregularidades antes de una fusión planificada, como informó Forbes el mes pasado.

The Independent se puso en contacto con Trump en busca de comentarios.