Trump cancela discurso de aniversario del 6 de enero en Mar-a-Lago tras revelarse mensajes de presentador de Fox News

·4  min de lectura

Donald Trump canceló la conferencia de prensa que planeaba realizar en Mar-a-Lago, en Florida, con la que conmemoraría los disturbios del 6 de enero en el Capitolio.

El expresidente cambió de planes luego de que el comité especial del Congreso que investiga la insurrección publicara una serie de mensajes de texto enviados por el presentador de Fox News Sean Hannity al entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, sobre sus preocupaciones por la violencia en el Capitolio y sus dudas sobre las acusaciones de fraude electoral de Trump.

En un mensaje enviado el 5 de enero de 2021, Hannity escribió que estaba “muy preocupado” por las siguientes 48 horas. En otro, enviado unos días antes, dijo: “NO veo que el 6 de enero vaya a suceder de la manera en la que le están diciendo”.

Trump dijo que, en su lugar, tendrá un evento en Arizona el 15 de enero. Es probable que haga muchas de las falsas declaraciones sobre la elección de 2020 que se esperaba que hiciera el 6 de enero, pero el cambio de fecha probablemente sirva para distanciar el mensaje del presidente de los actos violentos que ocurrieron en los terrenos del Capitolio aquel día, y así permitirle evitar las preguntas de los reporteros.

“A la luz del sesgo total y deshonestidad del Comité de Demócratas No Electo del 6 de Enero, dos republicanos fallidos y los medios de noticias falsas, cancelaré la conferencia de prensa del 6 de enero en Mar-a-Lago de este jueves”, informó Trump en un comunicado, atacando al comité del Congreso que ha sido responsable de muchas revelaciones dañinas sobre los sucesos del 6 de enero y las horas previas a ellos.

El expresidente continuó su vaga declaración acusando a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de retrasar la respuesta de las fuerzas del orden necesaria para protegerse a ella y a sus compañeros legisladores, a pesar de las declaraciones de los funcionarios de seguridad no partidistas de la Cámara y de la oficina de Pelosi, que afirman que eso no sucedió.

También acusó al representante Adam Schiff, un demócrata del comité selecto de la Cámara que investiga el ataque al Capitolio, de “falsificar” una declaración del representante Jim Jordan, en referencia a que aparentemente añadió algunos signos de puntuación a un mensaje de texto que Jordan envió al jefe de gabinete de Trump durante una audiencia del comité, en el que el texto alterado fue mostrado en un gráfico creado por el equipo.

El cambio de planes de Trump también significará que su discurso no competirá con un discurso nacional que el presidente Joe Biden pronunciará en el Capitolio el jueves. Se espera que Biden advierta sobre los continuos peligros que presentan las falsedades de Trump en cuando al fraude electoral y los sistemas electorales de Estados Unidos.

Su esperado discurso ha sido ridiculizado por los conservadores en el Senado, quienes expresaron preocupación ante la idea de que el exmandatario planee seguir discutiendo las elecciones de 2020 en la escena nacional, más de un año después de su derrota.

Bill Kristol, el editor conservador de The Bulwark, se burló mordazmente de la noticia de su decisión de cambiar la fecha.

“Creo que es bueno que Trump quiera conmemorar que estuvo en silencio y no actuó por 187 minutos el pasado 6 de enero, quedándose callado este 6 de enero”, escribió Kristol en Twitter.

La reacción del Senado y el eventual cambio de planes de Trump, posiblemente como resultado, ilustran la creciente división entre los Caucus republicanos de la Cámara y el Senado sobre el tema del 6 de enero.

Muchos republicanos de la Cámara, incluidos los representantes Andrew Clyde y Marjorie Taylor Greene, han buscado minimizar la gravedad del ataque al Capitolio o difundir información errónea sobre las elecciones del 2020, y siguen haciéndolo hasta hoy. En el Senado, el apoyo a esta retórica es mucho más raro, especialmente dada la oposición del líder de la minoría, Mitch McConnell, a las objeciones a la certificación de la contienda electoral del año antepasado el día de los disturbios.

Trump ha seguido realizando mítines y eventos desde que dejó el cargo, pues sigue descontento por la derrota del 2020 y el abrumador favorito de los votantes de las elecciones primarias republicanas para ganar la nominación de 2024, de acuerdo con las encuestas.

EN VIDEO: "Mi única arma para defenderme en el asalto al Capitolio era un bolígrafo"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.