Los Dolphins estuvieron a punto de dar la sorpresa ante uno de los favoritos de la NFL

Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Al final no pudo ser, pero no hay nada que reprochar.

Los Dolphins lo dieron todo en el juego de comodines de los playoffs de la NFL este domingo 15 de enero, ante el más duro de los rivales, aunque al final tuvieron que despedirse tras caer con la botas puestas.

Buffalo Bills se llevó el triunfo 34-31 en un dramático partido donde hubo de todo y el equipo de Miami consiguió una épica remontada tras comenzar perdiendo 17-0 y se quedó a tan solo un gol de campo para empatar el atractivo encuentro, celebrado en el Highmark Stadium, en Orchard Park, Nueva York, ante 72,000 aficionados.

El novato quarterback Sylar Thompson sustituyó con gallardía al titular Tua Tagovailoa (protocolos de conmoción cerebral) y consiguió llevar al equipo al competir de tú a tú ante Buffalo, pese a que sus números no fueron brillantes.

Thompson completó 18 de sus 45 pases para 220 yardas, un touchdown y dos intercepciones. Y si bien sus compañeros dejaron caer algunos balones al final le faltó experiencia para sacar el juego adelante, aparte de algún error de dirección en el momento clave.

Por el lado rival, el QB de los Bills Josh Allen finalizó 23 de sus 39 pases y acumuló 352 yardas, con tres touchdown y dos intercepciones.

Jeffrey Wilson, quien tuvo un retorno de 50 yardas, tuvo 23 de las 42 yardas por tierra de Miami.

Los wide receivers Tyreek Hill con 69 yardas y Jaylen Waddle con 44 destacaron en el juego por aire, junto con el running back Salvon Ahmed con 45.

La defensa de Miami estuvo bien, pero no tan hermética como suele estar con intercepciones de Xavien Howard y Jevon Holland.

Loable el trabajo del entrenador Mike Daniel, quien sacó la mejor versión de Tua y metió a los Dolphins en los playoffs.

Quedará la duda de qué hubiese pasado con Tagovailoa en la cancha, pero el deporte siempre te da la revancha y en la temporada que viene Miami tendrá otra oportunidad.

Juego

Los Bills pasaron por encima de los Dolphins en el primer cuarto que terminó 14-0 después de anotar dos touchdown.

El primer TD con 7:57 en el reloj fue a la cuenta de Dawson Knox luego hacer 5 jugadas y avanzar 73 yardas, tras recibir el ovoide de Josh Allen y completar 6 yardas. Con el punto extra del pateador Tyler Bass el marcador era 7-0.

Posteriormente el QB Thompson fue interceptado por Dean Marlowe cuando intentaba un pase a Tyreek Hill y acto seguido (5:07’) acarreó 12 yardas y anotó el segundo TD de Buffalo para ampliar 14-0 la ventaja de Buffalo.

En el segundo (12:46’) tras no poder anotar, los Bills se tuvieron que conformar con un gol gol de campo de 33 yardas de Bass que amplió la diferencia 17-0.

Pero los Dolphins respondieron y marcaron sus primeros puntos (7:34’) con el field goal de 40 yardas de su pateador Jason Sanders que colocó la pizarra 17-3.

Sanders repitió la dosis (2:15’), pero esta vez desde 48 yardas para poner el juego 17-6, después de que Cedric Wilson en un retorno recorriera 50 yardas.

Sander anotó de nuevo (1:15’) otro gol de campo de 37 yardas y recortó la diferencia 17-9. Cuando parecía que el parcial terminaba así con 53 segundos llegaron los fuegos artificiales. El pase de Allen corto a Cole Beasley fue desviado por Kader Kohou y Jevon Holland completó la intercepción corriendo hasta la yarda 18.

Mike Gesicki anotó el primer TD de los Dolphins con 33 segundos tras un buen pase de 7 yardas Thompson que acto seguido volvió encontrar a Hill para facilitar la conversión de dos puntos y empatar el partido 17-17.

Pero los Bills, con un gol de campo de Bass, faltando 4 segundos se fueron al descanso arriba 20-17.

Al inicio del tercero (13:59’), Miami anotó su segundo touchdown para irse arriba por primera vez en el juego 24-20, luego de un sack y fumble a Allen por parte de Erik Rowe y la recuperación y el touchdown a cuenta de Zach Sieler.

Pero una intercepción de Thompson le abrió la puerta a los Bills que remontaron 27-20 con un pase de touchdown de 6 yardas de Allen a Beasley.

Luego, con 2:07’, Allen repitió la dosis esta vez con un pase de 23 yardas a Gabe Davis para el TD y Buffalo amplió la ventaja 34-24 para finalizar el tercer cuarto.

Abriendo el último parcial, los Dolphins recortaron 34-31 con un touchdown de una yarda de Jeffrey Wilson Jr.

Pero ya no hubo más, sobre todo, tras un error de McDaniel en la útima posesión en un cuarto down y menos de una yarda. Después Thompson no dio la talla con Hill desmarcado y se acabó todo.

En verdad los Bills se crecieron en defensa y sellaron un importante triunfo para avanzar en estos playoffs.