Estos son los divorcios más caros del espectáculo

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 31 (EL UNIVERSAL).- El juicio entre Johnny Depp y Amber Heard vive sus últimas horas. Este martes, 31 de mayo, el jurado se ha reunido de nueva cuenta para tratar de llegar a un veredicto y determinar quién de las dos celebridades saldrá victoriosa de esta batalla legal. Desde el pasado 11 de abril los abogados de ambas partes han ofrecido pruebas y testigos para la doble demanda que enfrentan: por un lado Johnny Depp demandó a su exesposa por 50 millones de dólares por difamación, y por otro, Heard le respondió con una contrademanda por el doble de esa cantidad.

En el pleito inicial, Johnny Depp pide esa suma de dinero como indemnización a raíz del artículo publicado por su exesposa en 2018 en el diario "The Washington Post", donde si bien no se mencionaba su nombre, asegura que era evidente que se refería a él. Heard y Depp se divorciaron en 2016, tan solo 15 meses después de haber contraído matrimonio y aunque en ese momento la actriz recibió siete millones de pesos de su exesposo, de ganar la demanda se convertiría en una de las separaciones más caras del mundo del espectáculo; sin embargo existen otras parejas cuyas rupturas han salido en un ojo de la cara y estás son algunas de ellas.

Angelina Jolie y Brad Pitt

La pareja conocida públicamente como "Bradgelina", y una de las más mediáticas de su momento, dio a conocer la noticia de su separación en 2016 y desde entonces la batalla legal por la custodia de sus hijos ha sido un ir y venir. Jolie y Pitt ya están divorciados y en octubre pasado se dio a conocer que un tribunal de Los Ángeles decidió no reabrir el caso por la custodia de sus hijos luego de que en julio del 2021 Pitt perdiera la custodia compartida.

Además, según recogía El País en octubre, la batalla por el divorcio y custodia había llevado hasta ese momento a que los actores gastarán más de un millón de dólares en los asuntos legales, por ejemplo, en el pago de un juez privado, que cobraba entre 900 y mil dólares por hora.

Paul McCartney y Heather Mills

La pareja se comprometió a mediados de 2001 y su separación llegó en 2006. De acuerdo con la revista People, Mills obtuvo casi 50 millones del exbeatle gracias al acuerdo de divorcio. Tras el proceso legal, en 2008 el juez decidió que Paul debía pagar a su exesposa 33 millones, sumados a los 15 millones de los activos existentes. En ese momento la fortuna del bajista se estimaba en $1.7 mil millones.

Mel Gibson y Robyn Moore

La pareja se casó en 1980 y tuvo siete hijos. Tras 31 años de matrimonio, la historia finalmente terminó en un divorcio calificado en el 2011 como el más caro de Hollywood por ABC ya que, al no llegar a un acuerdo, se determinó un reparto salomónico de la fortuna del actor: la mitad de la fortuna de Gibson sería para Robyn.

Entre los activos estimados de Gibson, según la revista People, estaban más de $600 millones recaudados con el filme "La pasión de Cristo", más de 100 millones de dólares en inversiones inmobiliarias en todo el mundo, y $75 millones para proyectos de cine y televisión en los que Gibson fue productor ejecutivo. Además su exmujer tiene derecho a la mitad de cada cheque futuro que Gibson reciba por el resto de su vida.

Maria Shriver y Arnold Schwarzenegger

Luego de diez años de trámites, en diciembre del 2021 finalmente concluyeron el divorcio que Shriver solicitó desde 2011, cuando el actor terminó su cargo como gobernador de California. La pareja estuvo junta durante 25 años y todo terminó luego de que el actor reconoció que tuvo un hijo fuera del matrimonio y con una exempleada del hogar.

De acuerdo con el portal TMZ, las propiedades de la pareja valían en ese momento alrededor de 400 millones de dólares y no tenían un acuerdo prenupcial por lo que también se dividió todo en un 50/50.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.