Anuncios

Diplomático de EEUU critica a China por utilizar la coacción e intimidación en disputas marítimas

BANGKOK (AP) — El principal diplomático estadounidense para el este de Asia y el Pacífico criticó el jueves a China por emplear tácticas intimidatorias contra otros países de la región para defender sus amplias reclamaciones territoriales sobre el Mar de China Meridional.

En declaraciones a periodistas a su regreso a Estados Unidos tras reunirse con funcionarios en Singapur, Camboya, Tailandia, Vietnam y Brunéi, Daniel Kritenbrink dijo que había aprovechado el viaje para recalcar el compromiso de Washington en garantizar a todos los países el respeto a la “libertad de navegación y libertad de sobrevuelo en la resolución pacífica de disputas”.

China “ha tomado una serie de medidas en el Mar de China Meridional que van contra el derecho internacional, pero que también utilizan la coacción para intimidar a los socios en formas que encontramos totalmente inaceptables y desestabilizadoras”, dijo Kritenbrink, secretario de Estado asistente para asuntos del este de Asia y Pacífico.

China reclama casi todo el Mar de China Meridional como su territorio y tiene disputas activas con Filipinas, Vietnam, Malasia, Taiwán y Brunéi. Se ha vuelto cada vez más asertiva con su presencia marítima en la región, muy transitada y rica en recursos, y esta semana un barco guardacostas chino rozó el lateral de una patrullera filipina en el mar.

Las hostilidades del martes en el banco de arena Second Thomas se sumaban a otros incidentes en las aguas en disputa, que muchos temen que puedan desencadenar un conflicto mayor entre China y Estados Unidos y sus aliados.

Los buques militares estadounidenses navegan con regularidad por el Estrecho de Estados Unidos, y el país realiza maniobras navales en el Mar de China Meridional y “en cualquier lugar que permite el derecho internacional”, lo que según apuntó Kritenbrink demuestra que “todos los países comparten esos mismos derechos”. La estrategia estadounidense también implica ayudar a sus socios para asegurarse de que “tienen su propia capacidad de proteger su soberanía y sus intereses propios”, señaló.

Por su parte, el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, acusó el jueves en Beijing a Estados Unidos de crear problemas en Taiwán y el Mar de China Meridional, sin identificar al país por su nombre.

“Ante las provocaciones irracionales, tomaremos contramedidas justas”, dijo Wang a periodistas. “También aconsejamos a ciertos países de fuera de la región que no aviven los problemas, que no elijan bando y que no se conviertan en perturbadores y creadores de problemas en el Mar de China Meridional”.

Más allá de los problemas de seguridad, Kritenbrink dijo que sus conversaciones con funcionarios en la región incluyeron temas de economía, clima y política energética, entre otros.

También aseguró a las autoridades locales que si bien buena parte de la atención del mundo se centra ahora en los conflictos en Gaza y Ucrania, Washington sigue comprometida con la región.

“Pese a los muchos desafíos globales que enfrentamos de forma colectiva, Estados Unidos sigue centrado de lleno en la región del Indopacífico”, afirmó.

Es una zona, señaló, “donde creemos que se escribirá buena parte de la historia del siglo XXI, y donde se determinará en buena parte la seguridad y prosperidad futura de Estados Unidos”.