¿Difícil pagar el jardín infantil del niño? Hay ayuda para entrar en guarderías de calidad a bajo costo

Cuando una pareja joven comienza a formar familia en Miami‐Dade la vida puede volverse estresante, si no cuentan con recursos económicos para prodigar a sus hijos el cuidado y la educación temprana que requieren y merecen.

Por otra parte, si los niños afrontan alguna dificultad de aprendizaje o comportamiento, las preocupaciones, así como las facturas, pueden incrementarse.

Montavia y Miguel De Paz, de 29 y 28 años, respectivamente, se conocieron mientras caminaban por los alrededores de Amelia Earhart Park, al norte de Hialeah, unos cinco años atrás. Se casaron hace cuatro años y rápidamente la familia comenzó a crecer. Hoy son padres de tres niños: Mason, de 4 años, Matthew, de 3 y Miles de 1.

Los hermanos Masón De Paz de 4 años, Miles, de 1 año y Matthew, de 3 años asisten a Springview Academy of Hialeah, el viernes 23 de diciembre de 2022. La familia De Paz recibe una beca del programa Thrive By 5 para cubrir la mensualidad de la guardería
Los hermanos Masón De Paz de 4 años, Miles, de 1 año y Matthew, de 3 años asisten a Springview Academy of Hialeah, el viernes 23 de diciembre de 2022. La familia De Paz recibe una beca del programa Thrive By 5 para cubrir la mensualidad de la guardería

Miguel trabaja en un almacén llamado All Florida Paper, en horario de 6:30 p.m. a 5 a.m., mientras que Montavia labora en la corporación familiar NEBA (National Employee Benefits Administrators). Los ingresos familiares, de unos $4,000 mensuales en conjunto, no les permiten cubrir el cuidado educativo de su tres hijos.

“Antes que naciera Miles, comenzamos a ver que cubrir el jardín infantil de Mason y Matthew podía superar los $380 semanales. Las única guarderías económicas, en las que yo no confiaba, estaban en casas, sin certificaciones. Consideré la posibilidad de tener que quedarme en la casa con ellos para poder cuidarlos porque no íbamos a poder pagar una escuela para cada uno”, explicó la joven madre a el Nuevo Herald, compartiendo la misma preocupación que aqueja a muchas otras madres de clase trabajadora en Miami.

Sin embargo, solicitaron la beca Thrive By 5 en The Children’s Trust otorgadas a padres que no cumplen los requisitos para un subsidio de preparación escolar, pero que no pueden pagar el alto costo de un cuidado infantil de calidad.

La familia De Paz paga por sus tres hijos $145 a la semana, en Springview Academy, gracias al programa Thrive By 5 del que se benefician. Anteriormente, solo por Miles, el bebé de un año, pagaban $225 a la semana, una tarifa inmanejable para su presupuesto.

Springview Academy, ubicada en 18505 NW 75 Pl., en Hialeah, es una escuela para niños en edades comprendidas entre seis semanas y 4 años, asociada al programa de ayuda para familias de bajos ingresos, donde además ofrecen educación para niños con necesidades especiales como los de la familia De Paz.

Los dos primeros hijos del matrimonio De Paz han tenido dificultades de aprendizaje. El mayor empezó a hablar tarde, mientras que al segundo recientemente le diagnosticaron autismo y desorden del desarrollo del lenguaje, explicó su representante a el Nuevo Herald.

Ahora que Matthew ha sido diagnosticado con autismo, el seguro de su familia y la escuela le ayudarán a través de un terapista de comportamiento a mejorar su desarrollo académico, social y emocional.

A través del programa Thrive By 5 se realizan evaluaciones especializadas de diagnóstico de autismo para niños de 2 a 5 años que presentan comportamientos que sugieren que pueden tener un trastorno del espectro autista (TEA). Los niños son referidos por el Sistema Escolar de Miami-Dade o la organización Primeros Pasos “Early Steps”.

Las familias reciben comentarios detallados de la prueba de su hijo, un diagnóstico e intervenciones recomendadas, así como conexiones con escuelas especializadas y servicios de intervención.

De acuerdo con The Children’s Trust “este programa llena el vacío en la prestación de coordinación de cuidados e intervención temprana de servicios para niños con leve retrasos en el desarrollo que no cumplen con los criterios definidos por el estado para recibir servicios de intervención temprana a través de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA)“.

El año pasado, 415 niños fueron atendidos en Miami-Dade con un promedio de 12 sesiones y el 90% de los participantes encuestados que luego fueron matriculados en las escuelas públicas no necesitaron educación especial.

“Thrive By 5 me ha ayudado a pagar una escuela calificada que contrata excelentes maestros y personal, quienes me ayudaron a notar algunas de las primeras señales de autismo”, indicó Montavia De Paz.

Shazira Álvarez, asistente de dirección, lleva a Miles De Paz, de 1 año, a su madre, Montavia De Paz, en Springview Academy of Hialeah, el viernes 23 de diciembre de 2022. El programa Thrive By 5 en Hialeah ofrece ayuda para pagar la guardería a los padres de bajos ingresos económicos. (Atrás) Masón De Paz 4 años, Mateo De Paz 3 años y papá Miguel De Paz.
Shazira Álvarez, asistente de dirección, lleva a Miles De Paz, de 1 año, a su madre, Montavia De Paz, en Springview Academy of Hialeah, el viernes 23 de diciembre de 2022. El programa Thrive By 5 en Hialeah ofrece ayuda para pagar la guardería a los padres de bajos ingresos económicos. (Atrás) Masón De Paz 4 años, Mateo De Paz 3 años y papá Miguel De Paz.

Una vocación para cubrir la necesidad en niños especiales

Lety Carvajal, CEO y fundadora de Springview Academy, tenía 15 años certificada como maestra en educación de la primera infancia, en Florida, cuando fundó esta institución educativa. Lo hizo pensando en su propia experiencia como madre de un niño con necesidades especiales.

Hace 10 años, cuando su hijo tenía 7 años, no encontraba escuelas que pudieran ayudarlo.

Lorena Gamboa Directora, Masón De Paz 4 años y Lety Carvajal CEO/Fundadora de Springview Academy of Hialeah (en primer plano). Ashley Correa, Directora de Admisiones, el viernes 23 de diciembre de 2022. El programa Thrive By 5 en Hialeah brinda asistencia a los padres que no pueden pagar la guardería.
Lorena Gamboa Directora, Masón De Paz 4 años y Lety Carvajal CEO/Fundadora de Springview Academy of Hialeah (en primer plano). Ashley Correa, Directora de Admisiones, el viernes 23 de diciembre de 2022. El programa Thrive By 5 en Hialeah brinda asistencia a los padres que no pueden pagar la guardería.

“Cuando buscaba escuela para mi hijo, vi tanta necesidad, que decidí fundar una escuela que pudiera ayudar a los niños desde la primera infancia, pasé mucho trabajo para encontrar un lugar que entendiera que él tenía las habilidades de hacer las cosas pero que necesitaba mucho apoyo”, explicó Carvajal.

La fundadora de Springview Academy recuerda que había pocas escuelas, 10 años atrás, que ofrecieran ayuda para niños con dificultades de lenguaje y comportamiento.

“Quería ofrecer esa opción, porque la primera etapa de la educación es fundamental para su desarrollo. No había la aceptación que hay ahora”, destacó.

En Springview Academy aceptan a niños con dificultades especiales así como niños neurotípicos. Actualmente tienen matriculados a 111 niños, de los cuales 25 están inscritos en el programa de Thrive By 5. Muchos a quienes les han diagnosticado autismo, dificultad para hablar, entre otros diagnósticos.

“Los niños con autismo necesitan el apoyo familiar, están aquí con nosotros siete u ocho horas, pero si no hacen la rutina en la casa, no avanzan. Tenemos que trabajar junto con el terapista y la familia”, explicó Carvajal.

Agregó que tratan de trabajar con las familias para que tengan una intervención temprana. “A todos niños les enseñamos lo mismo, entendiendo que hay algunos a los que le cuesta y necesitan más apoyo pero los tratamos igual. Los ayudamos a que aprendan a socializar”, enfatizó.

Las maestras de Springview Academy están certificadas por la coalición de intervención que trabaja con The Children’s Trust, donde son capacitadas para enseñar a niños con necesidades especiales.

Esta escuela realiza tres evaluaciones anuales a cada niño, para ver cómo va su desarrollo cognitivo, a aquellos estudiantes que están bajo el programa de Thrive By 5 además les hacen un cuestionario de edades y etapas que les permite identificar si están en el rango promedio de los estudiantes, a fin de identificar su desarrollo académico, social y emocional.

(L) Lorena Gamboa Director, (Center) Masón De Paz 4 years old and (R) Lety Carvajal CEO/Founder of Springview Academy of Hialeah (Back) Ashley Correa Admissions Director at Springview Academy of Hialeah, on Friday December 24th., 2022. The Thrive By 5 center in Hialeah provides free daycare to parents who cannot afford it.
(L) Lorena Gamboa Director, (Center) Masón De Paz 4 years old and (R) Lety Carvajal CEO/Founder of Springview Academy of Hialeah (Back) Ashley Correa Admissions Director at Springview Academy of Hialeah, on Friday December 24th., 2022. The Thrive By 5 center in Hialeah provides free daycare to parents who cannot afford it.

Esta academia tiene diversas sedes: Doral, Miami, Kendall y otra en el este de Hialeah, pero no todas ofrecen los mismos programas de ayuda. De hecho, Carvajal explicó que Springview Academy califica en el programa Thrive By 5 de la sede de Hialeah porque es un sector con más bajos ingresos que en las otras localidades.

Miguel y Montavia De Paz, junto a sus hijos Mason, de 4 años, Miles, de 1 año y Matthew, de 3 años en Springview Academy of Hialeah, el viernes 23 de diciembre, 2022. Reciben una beca del programa Thrive By 5, para cubrir la mensualidad de la guardería
Miguel y Montavia De Paz, junto a sus hijos Mason, de 4 años, Miles, de 1 año y Matthew, de 3 años en Springview Academy of Hialeah, el viernes 23 de diciembre, 2022. Reciben una beca del programa Thrive By 5, para cubrir la mensualidad de la guardería

Metas de superación familiar

Miguel De Paz ha vivido siempre en Hialeah, cerca de McDonald Park, mientras que su esposa vivía en la zona de Liberty City, en Miami.

Antes de que el joven trabajara en el almacén y se casara con Montavia, se integró a las fuerzas armadas estadounidenses y estuvo en la guerra de Afganistán, donde fue mecánico pero se salió del Ejército “cuando (el entonces presidente Barack) Obama comenzó a eliminar los fondos para los militares”, sostuvo.

Estudiaba Justicia Criminal en Miami‐Dade College, le falta un crédito para terminar la carrera pero Montavia salió embarazada y tuvo que buscar un trabajo formal. Tiene la meta de terminar su profesión pero su horario y los gastos le complican cumplir su objetivo.

Por su parte, Montavia estudió terapia física en Miami‐Dade College pero no ha podido terminar la carrera, está a cuatro créditos de graduarse. Aunque piensa en retomar los estudios para finalizar su profesión, tiene que encontrar un horario que se adapte a su dinámica familiar.