¿Qué hay detrás de "7 de septiembre", la canción de Mecano?

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Hoy miércoles es 7 de septiembre, tal como se titula una de las canciones más famosas del grupo Mecano, lanzada en el año 1991, pero ¿Qué hay detrás de esta melodía? A continuación te lo decimos.

Hace 31 años, en 1991, este se incluyó dentro del álbum "Aidalai", de la extinta alineación española, conformada por Ana Torroja, Nacho Cano, José María Cano y Reinier Rietveld: cada año los fans la recuerdan por la efeméride.

El tema habla sobre amor, pero al mismo tiempo de tristeza, inspirada por un sentimiento vivió un día en el interior de Nacho Cano, el compositor de la banda, quien se inspiró en hacerla luego del rompimiento de su relación amorosa con la poeta Coloma Fernández, quien es además hermana del cineasta Álvaro Fernández Armero.

"El siete de septiembre es nuestro aniversario y no sabemos si besarnos en la cara o en los labios. Y aunque la historia se acabó hay algo vivo de este amor que aunque empeñados en soplar hay llamas que ni con el mar", es parte de lo dice este tema.

---La historia entre Coloma y Nacho

Coloma y Nacho vivieron su amor entre los años 1981 y 1989, periodo en que el también productor discográfico le compuso tanto esta pieza ("7 de septiembre") en el fin de su relación, pero también le dedicó "La fuerza del destino" que habla más sobre el enamoramiento que tuvieron ambos.

Aunque en 1989 dieron por finalizado su noviazgo, tanto Cano como Fernández se siguieron viendo, por lo menos durante ocho años, para celebrar el aniversario de su ruptura, los días 7 de septiembre en el restaurante La Parra, para recordar el vínculo que formaron.

Esto último quedó plasmado dentro del tema en las primeras estrofas: "Parece mentira que después de tanto tiempo, rotos nuestros lazos, sigamos manteniendo la ilusión en nuestro aniversario. La misma mesita que nos ha visto amarrar las manos por debajo, cuida que el rincón de siempre permanezca reservado".

"Había pasado bastante tiempo desde que habíamos roto y lo que recuerdo es que no podía ni sospechar algo así. Estuve con Nacho más de ocho años, fue una historia preciosa, intensa, muy potente, un amor enorme", dijo Coloma al sitio "Vanity Fair".

Explicó que solía pensar que sería muy difícil superar aquello que se acababa, "que sería dificilísimo y que estaba viviendo algo muy importante en mi vida".

También señaló que, en su momento, se sintió conmovida por la estrofa que enuncia que "aunque empeñados en soplar, hay llamas que ni con el mar", pues cuando la escuchó supo que se había equivocado y entendió que a Cano también le pasó lo mismo.

Fernández cuando escuchaba la canción "7 de septiembre" en un principio le sobresaltaba, pero hoy lo toma como un bonito recuerdo.

"Ya no es esa sensación tan dura de saber que te estás despidiendo de tu primer gran amor. Es casi como si no me hubiera pasado a mí".