Detienen a general del ejército mexicano por desaparición de 43 estudiantes

·2  min de lectura
Imágenes de archivo. Familiares y manifestantes sostienen pancartas con imágenes de los estudiantes desaparecidos en 2014.

CIUDAD DE MÉXICO, 15 sep (Reuters) -Un general del ejército mexicano fue detenido por su relación con la desaparición de 43 estudiantes normalistas en el sur del país en 2014, el militar de más alto rango aprehendido hasta ahora por el caso que estremeció México, informaron el jueves autoridades.

José Rodríguez, quien era jefe de la zona militar en la ciudad Iguala, en el sureño estado Guerrero, cuando sucedieron los hechos que llevaron a la desaparición de los jóvenes en septiembre de 2014, es uno de los tres militares que han sido detenidos por el caso.

"Se han dictado cuatro órdenes de aprehensión contra elementos del ejército mexicano, al momento se han ejecutado tres de ellas", afirmó el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía.

"Hay tres detenidos, entre ellos el comandante del 27 batallón de infantería cuando se suscitaron los hechos", añadió. Si bien Mejía no mencionó el nombre de Rodríguez, éste tenía ese cargo cuando se suscitaron los hechos. Posteriormente ascendió a general y, luego, habría pasado al retiro, según los abogados de los familiares de los estudiantes desaparecidos.

La Secretaría de la Defensa (Sedena) dijo que no tenía información sobre la detención del militar.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha realizado una nueva investigación de lo sucedido a los jóvenes, rechazando la versión de la administración anterior, muy criticada por familiares y organismos de derechos humanos.

El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, denunció a fines de agosto que seis de los estudiantes desaparecidos fueron entregados vivos a Rodríguez y que él ordenó que los mataran.

Poco después, el exfiscal que llevó las indagatorias iniciales, Jesús Murillo, fue detenido acusado de desaparición forzada, tortura y obstrucción de la justicia en el emblemático caso.

Sólo se han identificado definitivamente los restos de tres de los estudiantes. La investigación de Murillo concluyó en su momento que una banda local de narcotraficantes, que trabajaba con policías corruptos, mató a los normalistas tras confundirlos con miembros de un grupo rival y los quemó en un basurero.

El Ejército estaba en ese momento comandado por Salvador Cienfuegos, quien luego estuvo en el centro de una disputa diplomática con Estados Unidos cuando fue arrestado por funcionarios de ese país en el aeropuerto de Los Ángeles por cargos de drogas en 2020.

Cienfuegos negó haber actuado mal y el caso se abandonó posteriormente. Dos funcionarios mexicanos dijeron que el gobierno no tenía planes de perseguirlo por las desapariciones.

La noticia del arresto de Rodríguez llega un día después de que la Cámara de Diputados votara para mantener a los soldados en las calles supervisando la seguridad pública hasta 2028, alimentando la preocupación por la cantidad de poder que el presidente López Obrador le ha dado al Ejército.

(Reporte de Raúl Cortés y Adriana Barrera; Reporte adicional de Lizbeth Díaz y Dave Graham; Editado por Diego Oré)