Bielorrusia detiene a 400 manifestantes; varios golpeados

Por YURAS KARMANAU

MINSK, Bielorrusia (AP) — La policía de Bielorrusia reprimió violentamente a manifestantes de la oposición que trataron de realizar en la capital una manifestación prohibida. Un grupo de derechos humanos informó que más de 400 personas fueron detenidas y que muchas fueron golpeadas.

Los manifestantes trataron de sumarse a una creciente ola de desafío al gobierno autoritario de la antigua república soviética, encabezada por el presidente Alexander Lukashenko, que ha gobernado desde 1994.

Alrededor de 700 personas habían tratado de marchar el sábado a lo largo de la avenida principal de Minsk, pero se los impidieron policías antidisturbios armados de porras y escudos. Después de un enfrentamiento, los policías hicieron las detenciones.

"Están golpeando a los participantes, arrastrando a las mujeres por el pelo para subirlas a autobuses. Yo pude correr a un patio cercano", dijo el manifestante Alexander Ponomarev.

Tatiana Revyako, integrante del grupo de derechos humanos Vesna, dijo a The Associated Press que más de 400 personas fueron detenidas. Añadió que "muchos de los detenidos fueron golpeados y necesitan atención médica".

La policía se negó a dar informes sobre las versiones de personas detenidas o golpeadas.

Entre los detenidos hubo unos 20 periodistas, según la Asociación de Periodistas de Bielorrusia.

"Asieron a todos de manera indiscriminada, tanto a jóvenes como a adultos. Nos trataron muy mal", dijo a la AP el corresponsal de la BBC Sergei Kozlovsky.

Incluso antes de que los activistas opositores intentaran reunirse para marchar juntos, la policía antimotines cateó el sábado la oficina de Vesna en la capital. Unas 20 personas fueron detenidas, informó Oleg Gulak, del Comité de Helsinki Bielorruso, otra organización de derechos.

En los últimos dos meses, la nación autoritaria ha visto una oleada inusualmente persistente de protestas contra el presidente, Alexander Lukashenko, que gobierna desde 1994. Tras tolerar las primeras protestas, las autoridades empezaron a reprimirlas.

Lukashenko afirmó esta semana que una "quinta columna" de agitadores con financiamiento extranjero intentaba derrocarle.

___

El periodista de The Associated Press Jim Heintz en Moscú contribuyó para este despacho.