El destino de la segunda central eléctrica de Ucrania pende de un hilo tras el avance ruso

·4  min de lectura

Por Natalia Zinets

KIEV, 27 jul (Reuters) - El destino de la segunda central eléctrica más grande de Ucrania quedó en suspenso después de que las fuerzas respaldadas por Rusia afirmaran haberla capturado intacta, pero Kiev no confirmó su toma, limitándose a decir que había combates en las cercanías.

De confirmarse, la toma de la central eléctrica de carbón de la era soviética en el este de Ucrania sería el primer logro estratégico de Moscú en más de tres semanas en lo que llama su "operación militar especial".

El ejército ruso y las fuerzas prorrusas han tenido dificultades para lograr avances significativos sobre el terreno desde su captura a principios de julio de la ciudad ucraniana oriental de Lisichansk.

Han sido rechazadas repetidamente por la feroz resistencia ucraniana a lo que Kiev y Occidente consideran una apropiación imperialista de tierras por parte de Rusia en un vecino prooccidental que Moscú dominó hasta la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

Imágenes no verificadas publicadas en las redes sociales parecen mostrar a combatientes de la empresa militar privada rusa Wagner posando frente a la central eléctrica de Vuhlehirsk, que según medios de comunicación estatales rusos -citando a oficiales respaldados por Rusia- había sido asaltada.

Uno de los combatientes de Wagner frente a la planta mostró su reloj a la cámara: la hora que aparecía era el 1001 local y daba la fecha del 26 de julio.

Reuters no pudo verificar inmediatamente la veracidad del vídeo ni si la planta había pasado a control ruso o no.

Las mismas imágenes no verificadas mostraban que las partes en funcionamiento de la central eléctrica de la era soviética, situada en la orilla de un enorme embalse, parecían no haber sufrido daños.

Ucrania no confirmó la toma de la central y sólo dijo que había "hostilidades" en dos zonas cercanas. El lunes dijo que "unidades enemigas" habían logrado algunos avances en los alrededores de la instalación.

La inteligencia militar británica dijo el miércoles que los combatientes de Wagner probablemente habían logrado hacer avances tácticos en la región del Dombás, en el este de Ucrania, en torno a la planta de energía y el pueblo cercano de Novoluhanske.

Dijo que algunas fuerzas ucranianas probablemente se habían retirado de la zona.

Pavlo Kyrylenko, gobernador de la provincia ucraniana de Donetsk, que forma parte del Dombás, dijo que al menos una persona había muerto por un ataque ruso contra un hotel en la ciudad de Bakhmut, que está al norte de la central eléctrica y un objetivo que las fuerzas rusas han dicho que quieren capturar.

"Según la información preliminar, hay muertos y heridos; se está llevando a cabo una operación de rescate", escribió Kyrylenko en Facebook. El servicio de emergencias local dijo que hasta el momento se había confirmado un balance de un muerto y cuatro heridos.

Mientras tanto, las fuerzas rusas sufrieron un revés en la región de Jersón, en el sur de Ucrania, después de que las fuerzas ucranianas atacaran un importante puente a lo largo del río Dniéper con lo que, según un administrador local nombrado por Rusia, eran sistemas de misiles de artillería de alta movilidad (HIMARS) suministrados por Estados Unidos.

El puente Antonivskyi es el único tramo de la ciudad de Jersón que cruza el río y Kirill Stremousov, jefe adjunto de la administración municipal designada por Rusia, dijo a la agencia de noticias rusa RIA que había sido cerrado al tráfico tras el ataque.

Afirmó que Rusia estaba dispuesta a compensar su inutilización con puentes de barcas y transbordadores.

Ucrania ha hablado de lanzar una gran contraofensiva en el sur del país para intentar retomar ciudades como Jersón. Los analistas militares occidentales consideran que inutilizar el puente haría mucho más difícil para las fuerzas de Moscú operar sin problemas las líneas de suministro y defender el terreno que han tomado desde el 24 de febrero.

Stremousov, el oficial designado por Rusia, negó que el destino del puente determinara de algún modo el curso de la guerra.

Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraban al menos seis grandes agujeros en su superficie.

El asesor presidencial ucraniano Mijailo Podolyak bromeó en Twitter diciendo que el puente Antonivskyi era bueno para recibir misiles ucranianos.

"...No se puede escapar de la realidad", escribió. "Los ocupantes rusos deberían aprender a cruzar a nado el río Dniéper. O deberían abandonar Jersón mientras sea posible. Puede que no haya un tercer aviso".

(Reporte de Reuters Bureaux; Escrito por Andrew Osborn; Edición de Mark Heinrich, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.