Despedido por pedir días libres para donar el hígado a su hija

Redacción Originales

“La vida de mi hija dependía de que yo le donara parte de mi hígado. Así que me pedí unos días de baja y otros de vacaciones para poder desplazarme a Madrid y someterme a la operación. A una semana de la intervención, fui llamado al despacho del director de Recursos Humanos y me despidieron. Lo que más me dolió fueron sus palabras: ‘Así podrá usted dedicarse mejor a cuidar a su hija’”.

HePa, la Asociación Española de Ayuda a Niños con enfermedades hepáticas y trasplantados hepáticos publicó el relato de un padre para dar a conocer a la sociedad española este problema: para las empresas donar es algo voluntario, pues el donante no está enfermo por lo que puede ser despedido.

Por eso, HePa ha creado una petición en Charge.org para proteger a los donantes que tengan trabajo y que no sean despedidos por este hecho.

El trasplante de hígado de donante vivo reduce la mortalidad infantil en lista de espera en torno al 30-40%.