Tras la despedida de Boris Johnson, la carrera para su sucesión tiene a los dos finalistas

·4  min de lectura
Rishi Sunak se posicionó como uno de los dos candidatos a suceder a Boris Johnson
Rishi Sunak se posicionó como uno de los dos candidatos a suceder a Boris Johnson - Créditos: @Daniel Leal

PARÍS.– El duelo para obtener el liderazgo del Partido Conservador británico y la sucesión de Boris Johnson opondrá al exministro de Finanzas Rishi Sunak, a la actual secretaria de Estado de Relaciones Exteriores, Liz Truss. Así lo decidieron ayer los diputados tories en una quinta y última votación en el Parlamento. La decisión final, que será anunciada el 5 de septiembre, queda ahora en manos de los 200.000 adherentes del partido.

Sunak y Truss fueron los finalistas de una campaña exprés lanzada el 7 de julio tras la renuncia de Johnson, derrumbado por los escándalos y las mentiras. Los diputados conservadores votaron este miércoles por última vez, mientras que ahora, y hasta el 3 de septiembre, se llevará a cabo la votación por correspondencia de los miembros del partido en todo el país.

Boris Johnson, al salir de 10 Downing Street. (Photo by Niklas HALLE'N / AFP)
Boris Johnson, al salir de 10 Downing Street. (Photo by Niklas HALLE'N / AFP) - Créditos: @NIKLAS HALLE'N

Aunque nadie se atreva a hacer pronósticos, una cosa ya es segura: el próximo gobierno británico será dirigido por primera vez en la historia por un hombre no blanco o por tercera vez por una mujer. El exministro de Finanzas había obtenido el primer puesto en la votación del martes, delante de la secretaria de Estado de Comercio Internacional, Penny Mordaunt, seguida de cerca por la responsable de la diplomacia británica. En la votación final que eliminó a Mordaunt, Sunak obtuvo 137 votos contra 113 para Truss.

Igual a sí mismo, asistiendo a la última sesión de preguntas del Parlamento en su calidad de primer ministro, Johnson se despidió con un estentóreo e inesperado “¡Hasta la vista, baby!” (en español, frase de la película Terminator 2), sin olvidar algunos consejos para quien lo suceda en la función: “Permanezcan cerca de los estadounidenses, apoyen a los ucranianos, luchen por la libertad y la democracia en todas partes. Bajen los impuestos y desregulen donde puedan para conseguir que este país sea el mejor para vivir e invertir”, dijo.

Agregando que a veces es necesario “no escuchar al Tesoro”, el primer ministro saliente aconsejó “mirar siempre con mucho cuidado por el retrovisor”. La ironía estuvo claramente dirigida a su exministro, a quien considera un “traidor”, según los pocos aliados que aún le quedan.

Sunak, de 42 años, cuya renuncia a comienzos de julio contribuyó a precipitar la caída de Johnson, se perfiló como favorito desde el primer día de la votación en el Parlamento, a pesar del sector más derechista del partido, que hizo todo lo posible para obstaculizar su avance. Pero el triunfo no es nada seguro para ese joven millonario, mucho menos popular en la base del partido que entre los diputados. Según una encuesta publicada anteayer por YouGov, Sunak debería ser ampliamente derrotado en la votación final, obteniendo 35% de los votos contra 54% para Truss. El mismo resultado da una encuesta de Conservative Home, pero con una menor diferencia: el exresponsable de Finanzas obtendría 42% de los votos contra 49% para Truss.

Liz Truss es una de las dos candidatas a suceder a Boris Johnson junto a Rishi Sunak
Liz Truss es una de las dos candidatas a suceder a Boris Johnson junto a Rishi Sunak - Créditos: @Stefan Rousseau

Truss (de 46 años), que había sido juzgada poco convincente la semana pasada, consiguió ganar posiciones y podría obtener los votos de Kemi Badenoch, descalificada en la tercera votación y representante –como ella– del ala derecha tory.

La sorpresa llegó con la eliminación de Penny Mordaunt (de 49 años), propulsada favorita por un sondeo de YouGov la semana pasada. Es verdad que la secretaria de Estado de Comercio Exterior fue juzgada imprecisa y poco convincente en los dos debates televisados, pero otros afirman que hubo contra ella inadmisibles golpes bajos. El diputado conservador David Davis, exresponsable de las negociaciones del Brexit, acusó a Sunak de tratar de “orientar” algunos de sus votos hacia Truss, con el fin de eliminar a Mordaunt, considerándola más difícil de derrotar. “Es la campaña más sucia que vi en mi vida”, se lamentó Davis.

La crisis de confianza y las cuestiones de integridad marcaron esta cortísima campaña. Todos los candidatos aseguran querer dar vuelta la página de la era Johnson, marcada por escándalos y mentiras. También debatieron ampliamente sobre la forma en que piensan disminuir el costo de la vida, que asfixia a los hogares británicos, mientras la inflación siguió aumentando en junio, al alcanzar el 9,4% anualizado.

Rishi Sunak, uno de los dos contendientes para suceder a Boris Johnson al frente del Partido Conservador
Rishi Sunak, uno de los dos contendientes para suceder a Boris Johnson al frente del Partido Conservador - Créditos: @Alberto Pezzali

A partir de ahora, ambos candidatos deberán recorrer Inglaterra para convencer a los militantes. Sunak lo hará con una reputación de competencia ganada durante los turbulentos años de pandemia, cuando tuvo que administrar las finanzas. Sin embargo, estará penalizado por su imagen elitista. Egresado de las mejores instituciones internacionales, exitoso administrador de fondos de inversión, casado con la hija de uno de los hombres más ricos de la India, la reciente polémica sobre el ventajoso estatus fiscal de su mujer reforzó el sentimiento de desconexión que predomina en la opinión pública.

Un nuevo debate se realizará entre los dos finalistas el lunes próximo en la cadena británica BBC desde Stoke-on-Trent, ciudad del centro de Inglaterra que votó por más del 69% en favor del Brexit en el referéndum de 2016.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.