Anuncios

Desenterrado en Israel un escondite subterráneo de hace casi 2.000 años

Desenterrado en Israel un escondite subterráneo de la época de la revuelta judía contra los romanos

Por Ari Rabinovitch

HUQOQ, Israel, 3 abr (Reuters) - Arqueólogos del norte de Israel han descubierto un inmenso escondite subterráneo formado por estrechos túneles y habitaciones más grandes que fueron excavados por aldeanos judíos hace casi 2.000 años, en una época de revuelta contra el imperio romano.

Según los expertos, el laberinto demuestra que comunidades judías tan al norte como las colinas de Galilea, donde se cree que predicó Jesús, se preparaban para las legiones romanas que sofocaban las rebeliones cerca de Jerusalén.

Cavaron un escondite que serpenteaba al menos 100 metros bajo su aldea, dijo Yinon Shivtiel, historiador de la Universidad Académica de Zefat, especializado en cuevas.

Las estrechas madrigueras, demasiado estrechas para un legionario acorazado, discurren entre cavidades más grandes donde hay espacio para estar de pie, recoger y almacenar bienes preciosos. El sistema de cuevas estaba diseñado para salvar a familias enteras.

Durante la excavación, el equipo encontró un anillo de bronce que cabría en el dedo de un niño.

Durante ese periodo hubo dos revueltas contra los romanos en Tierra Santa. La primera culminó con la destrucción del Segundo Templo de Jerusalén en el año 70.

Décadas más tarde, el famoso líder Bar Kokhba dirigió un levantamiento que también fue derrotado. Se han encontrado escondites similares de aquella época en las estribaciones de Jerusalén, junto con pruebas de aldeas destruidas.

Pero éste era el primer escondite de la época de Bar Kokhba de tal envergadura que se desenterraba mucho más al norte, en un lugar llamado Huqoq. No había señales de destrucción, dijo Shivtiel, lo que sugiere que los combates no llegaron a la zona.

"Nos quedamos asombrados al ver lo grande que es este complejo", dijo Uri Berger, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, blandiendo una pequeña hoja de hierro que se encontró enterrada en el escondite y que data de la época de Bar Kokhba.

Aún quedan más madrigueras por desenterrar y, tal vez, más objetos que ofrezcan una visión de la vida en Tierra Santa hace 2.000 años.

(Edición de Devika Syamnath. Editado en español por Héctor Espinoza)