El desempleo bajó, pero hay menos ocupados, más desalentados y mayor precarización laboral

·4  min de lectura
Cayó levemente el desempleo en el primer trimestre de 2021
Shutterstock

El desempleo bajó dos décimas en el primer trimestre de este año con relación al mismo período de 2020 -un lapso de tiempo alcanzado muy parcialmente por la cuarentena- y llegó a un 10,2%. Esto significó que hoyestá prácticamente al mismo nivel -aunque con más precarización- que al cierre del gobierno de Mauricio Macri, que acumulaba dos años de recesión y crisis cambiaria.

Pero además, esta reducción estuvo influenciada por la menor cantidad de personas que buscan trabajo, que cayó casi un punto (pasó de 47,1% a 46,3%). Esta baja inmovilizó la tasa de desocupación frente a la caída de personas ocupadas (la tasa de empleo pasó de 42,2% a 41,6%). Así, al no estar buscando trabajo, aquel que ocupado menos fue clasificado como inactivo y no como desocupado. La subocupación, en tanto, se incrementó dos décimas en doce meses (de 11,7% a 11,9%).

La situación laboral mejoró levemente con relación a fin de año pasado (11%), según el Indec. Vale aclarar que los expertos suelen hacer comparaciones interanuales para evitar la alta estacionalidad existente. Apenas conocido el número, el Gobierno lo viralizó a través de sus voceros oficiales.

El desempleo afectó en los primeros tres meses del año a 2.161.950 millones de argentinos, si se expanden los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) a todo el país. Son unas 60.000 personas menos que un año atrás. Sin embargo, hay más de 105.000 personas se quedaron sin ocupación. Muchas de ellas fueron declaradas inactivas y no desocupadas por el Indec.

La mayor tasa de desocupación, a valores relativos, se dio en el primer trimestre en Gran Córdoba (14,8%). Detrás vinieron Gran Tucumán (14,4%), Usuhaia-Río Grande (12,3%) y los partidos del Gran Buenos Aires (11,9%). En niveles absolutos, la mayor cantidad de desempleados está en el territorio que actualmente conduce Axel Kicillof. Son unas 680.000 personas.

Si mirar por el espejo retrovisor es complejo para los argentinos, el futuro aún no trae buenas noticias en cuanto a las expectativas privadas. “El 80% de los empleadores encuestados no espera realizar cambios en sus nóminas de personal, el 7% planea disminuirlas, el 6% aumentarlas y el 7% restante no sabe si realizará cambios en el tercer trimestre”, afirmó la consultora especializada Manpower en una encuesta entre empresas privadas. La pregunta a las compañías líderes fue sobre el tercer trimestre de este año.

“La cantidad de desempleados se mantienen más o menos igual, en 2 millones para el total urbano, y la tasa de desempleo bajó un poco porque algunos desempleados se pasaron a la inactividad”, afirmó a este medio, el economista y experto en el mercado laboral argentino de Idesa, Jorge Colina.

El economista estimó que lo que más crece dentro de la ocupación es el cuentapropismo (aumentó en 250.000 personas); le siguen los asalariados registrados públicos y privados (suba de 200.000). “El empleo asalariado no registrado sigue abajo, en 550.000 personas, que son las que eran asalariados informales, con la pandemia perdieron sus empleos, algunos volvieron por el cuentapropismo y otros todavía no volvieron”, describió Colina.

“El mercado laboral sigue deteriorado con el empleo asalariado informal abajo en medio millón, más cuentapropismo, mayor inactividad laboral y el desempleo se mantiene básicamente igual”, cerró.

“El empleo sigue recuperándose”, dijo, en tanto, Nuria Susmel, especialista de FIEL. “Desde el pozo del segundo trimestre del año, con cuarentena estricta, el empleo creció un 25%. Sin embargo, aún no llega a recuperar el nivel previo al inicio de la pandemia”, aclaró y describió que el desempeño fue diferente por región.

“En el interior del país el empleo se encuentra 1,7% por encima del primer trimestre del año pasado, mientras que en la región de Gran Buenos Aires es aún un 2.4% inferior a ese momento y, sacando los meses de restricciones a la actividad, es el menor nivel desde mediados de 2018”, alertó.

“La recuperación del empleo se ve tanto en el sector formal como en el sector informal de la economía. Entre los asalariados, el empleo asalariado formal creció 16,5% con relación al inicio de la cuarentena, pero aún se encuentra un 2% por debajo del nivel anterior a esta. Desagregando entre formal e informal, los asalariados formales, entre los que se encuentran los empleados públicos, el empleo se encuentra un 3% por encima del primer trimestre de 2020. Por su parte, los asalariados informales, que fueron los más afectados durante la pandemia, aun registran una caída del 11% con relación a lo que pasaba un año atrás”, concluyó Susmel.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.