DeSantis defiende el envío de migrantes a Martha’s Vineyard. Los críticos denuncian maniobra ‘inhumana’

·5  min de lectura

Al día siguiente de que la Florida se atribuyera el mérito de enviar dos aviones cargados de inmigrantes indocumentados a Martha’s Vineyard, el gobernador Ron DeSantis sugirió que los vuelos eran para “proteger” al estado, mientras la reacción crecía y los críticos denunciaron los vuelos como una maniobra política inhumana.

El furor político aumentó cuando los activistas de derechos humanos se apresuraron a llegar a la popular isla de vacaciones de Massachusetts para ayudar a los migrantes, en su mayoría venezolanos, que, por el momento, estaban siendo alojados en una iglesia.

“Es inconcebible tratar a los seres humanos –especialmente a los miembros de una población tan vulnerable– como peones para formular un argumento político”, dijo una declaración del grupo Lawyers for Civil Rights, con sede en Boston, que anunció que estaba reuniendo a especialistas en inmigración, proveedores de servicios sociales y abogados para reunirse con los migrantes de forma gratuita, y que investigaría si eran víctimas de “tráfico de personas y secuestro”.

La noticia saltó el miércoles por la noche cuando Fox News y las organizaciones de noticias de Martha’s Vineyard informaron de los sorpresivos vuelos chárter que dejaron al menos a 50 migrantes en la popular isla, lugar de vacaciones para los más adinerados. Martha’s Vineyard es una isla al sur de Cape Cod, popular para las vacaciones de verano de las élites ricas y a la que solo se puede acceder en avión o en ferry.

La ruta exacta de los vuelos no estaba clara el jueves, aunque un legislador demócrata de Massachusetts dijo a los periodistas que uno de los vuelos salió de San Antonio. El sitio web Flightaware muestra que uno de los vuelos se originó en San Antonio, hizo escala en Crestview, Florida, y Charlotte, Carolina del Norte, antes de aterrizar en Martha’s Vineyard el miércoles por la tarde.

Los vuelos fueron facturados como parte de un nuevo programa para “sacar” a los inmigrantes ilegales de la Florida, el cual fue creado por los legisladores que apoyan la postura de línea dura de DeSantis sobre la inmigración. DeSantis, quien se postula a la reelección y es ampliamente considerado como un potencial favorito republicano para la contienda presidencial de 2024, ha afirmado que el programa es necesario para luchar contra la “crisis fronteriza de Biden.”

La inmigración como football político

La inmigración ilegal es uno de los puntos políticos álgidos para los republicanos de cara a las elecciones intermedias de noviembre y a la contienda presidencial de 2024, y es un tema popular en Fox News, que recibió un video exclusivo de los migrantes que llegaron a Martha’s Vineyard. Los republicanos llevan mucho tiempo denunciando a las llamadas ciudades “santuario”, como Nueva York, Chicago y Washington, D.C., donde la policía local tiene limitaciones para ayudar a las autoridades federales de inmigración.

El incipiente programa de la Florida es un reflejo del de Texas, donde el gobernador Gregg Abbot ha promovido la “Operación Estrella Solitaria”, que traslada en autobús a miles de inmigrantes indocumentados de forma voluntaria a las ciudades santuario. Los migrantes habían sido liberados por el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos mientras esperaban asilo u otras solicitudes para intentar permanecer en el país.

DeSantis, hablando en una conferencia de prensa en Niceville, dijo que los vuelos eran parte de las “formas innovadoras del estado para proteger a la Florida”.

“Nos tomamos muy en serio lo que está sucediendo en la frontera sur, a diferencia de algunos, a diferencia del presidente de Estados Unidos que se ha negado a mover un dedo para asegurar esa frontera”, dijo DeSantis.

“No somos un estado santuario. Es mejor poder ir a una jurisdicción santuario y, sí, ayudaremos a facilitar ese transporte para que puedan ir a pastos más verdes”.

Bryan Griffin, secretario de prensa del gobernador, se quejó de la “indignación de la izquierda”.

“La indignación de la izquierda, que no se dirige a las políticas fronterizas que incentivan el contrabando de personas y las peligrosas caminatas a través de Centroamérica, sino a los vuelos fletados hasta sus propias puertas, dice mucho”, escribió Griffin en Twitter.

Según el programa aprobado por la Legislatura, el estado puede contratar a empresas privadas de transporte para llevar a la gente en autobús a otras partes del país. Pero hasta el jueves, el estado ha revelado poco sobre el costo de los vuelos o cómo se seleccionó y se transportó exactamente a los migrantes a Massachusetts.

La comunidad de Martha’s Vineyard responde

El viernes, el representante de Massachusetts Dylan Fernandes, demócrata de Falmouth, tuiteó fotos de cinco migrantes comiendo cereales para el desayuno, reunidos dentro de una iglesia y con tres colchones de aire colocados dentro de una gran habitación. “Esta es una comunidad que se une para apoyar a los niños y familias inmigrantes. Es lo mejor de Estados Unidos”, escribió.

El Boston Globe informó que los miembros de la comunidad local y las empresas estaban ayudando a los inmigrantes, repartiendo pizzas, café caliente, ropa, jabón y pasta de dientes.

Un vecino de la isla, Rob Donovan, dijo al Globe que hizo un cheque de $100 a los Servicios Comunitarios de Martha’s Vineyard, que están encabezando los esfuerzos de ayuda.

“Nos encanta que estén aquí, y supongo que lo que estamos haciendo es una declaración política de respuesta a Ron DeSantis”, dijo al periódico. “Esto es lo que vamos a hacer para mostrar a la gente que son bienvenidos en esta comunidad”.

De vuelta en la Florida, el oponente demócrata de DeSantis en noviembre, Charlie Crist, dijo que el gobernador estaba enviando a los inmigrantes “como si fueran ganado”.

“Cuando eres así de inhumano al tratar a los seres humanos, no estás calificado para ser gobernador de nada”, dijo Crist durante una conferencia de prensa el jueves. “Y, simplemente, es increíble para mí lo que está dispuesto a hacer por pura ganancia política”.

Crist citó la escritura bíblica, Mateo 25:40, para condenar las acciones de DeSantis.

“Dice algo así, y es de Cristo, ‘Lo que haces al más pequeño de nosotros, me lo haces a mí’, y eso es lo que está haciendo con el más pequeño de nosotros”, dijo Crist. “La gente que no tiene libertad. Están escapando de la opresión. Intentan buscar una vida mejor y la libertad. ¿Y así es como responde a ello?”

Esta es una noticia de última hora y será actualizada.

Los redactores del Miami Herald Ana Ceballos y David Ovalle reportaron desde Tallahassee y Miami respectivamente