DeSantis criticó show de Miami porque ‘corrompe la moral pública’. ¿Qué dicen los artistas y negocios?

·8  min de lectura

Después que el gobernador Ron DeSantis firmó la Ley de Derechos de los padres en la Educación, llamada por sus críticos la ley “no digas gay”, el copropietario de R House, que organiza un popular brunch drag en el distrito de Wynwood de Miami, no tuvo reparos en pronunciarse en contra.

“Pase lo que pase en Tallahassee, cada fin de semana representaremos a nuestra comunidad de forma positiva”, declaró Owen Bale al Miami Herald en abril. “Hacer lo que hacemos es una declaración política por derecho propio”.

Ahora, el propio R House está bajo el fuego del gobernador y bajo investigación del estado por un video de una drag queen parcialmente vestida dirigiendo a una niña durante una actuación en un brunch. El bar, a través de una empresa de relaciones públicas, asegura que los espectáculos seguirán adelante este fin de semana. Pero sus propietarios no han hecho ninguna declaración, ni política ni de otro tipo, un día después de que el gobernador advirtiera de que la licencia de bebidas alcohólicas del local podría ser retirada, una medida que podría suponer su cierre.

El objetivo que el gobernador ha puesto en un local también parece, al menos por el momento, haber silenciado la famosa y extravagante industria del drag del sur de la Florida. Los operadores y los artistas son cautelosos a la hora de contestar públicamente por temor a que eso desencadene una avalancha de amenazas en redes sociales.

Esos temores no son infundados. La denuncia se produce en medio de una serie de medidas del estado para luchar contra lo que DeSantis ha calificado de “sexualización de los niños”, en medio de una candidatura a la reelección que ha recibido la atención nacional entre los conservadores. Los grupos de derecha han intensificado sus ataques a los shows drag en redes sociales y en persona.

Sin embargo, los partidarios de la industria drag expresaron su preocupación de que la queja de R House no sea un asunto aislado. Les preocupa que se produzcan más ataques.

Chris Caputo, comisionado de la ciudad de Wilton Manors, considerada la segunda ciudad más gay de Estados Unidos en 2010, dijo que los shows de drags han sido una parte crucial de la historia de su ciudad y se preocupó por el impacto en los negocios de su comunidad.

“Lo que creo que es muy preocupante es la realidad de que, como ciudad pequeña, esto es algo contra lo que es realmente difícil luchar”, dijo Caputo. “De hecho, creo que esto puede tener implicaciones peligrosas para nuestras drag queens”.

Carlos Andrade, propietario de una empresa de planificación de eventos de Miami-Dade, Impress Your Guests, dijo que ha planificado eventos en R House antes y que estaba “horrorizado” al enterarse de la investigación estatal. “Es realmente aterrador como propietario de una pequeña empresa ... cómo el Gobernador puede literalmente cerrarnos con sus acciones”, dijo Andrade, que está casado con Christian Ulvert, un prominente consultor demócrata con sede en Miami.

“Nuestro país había pasado la página de estos tiempos oscuros y ahora este gobernador vuelve a reabrir los repugnantes ataques contra los estadounidenses LGBT. Está mal y es extremadamente aterrador”.

Investigación estatal encubierta

La denuncia del estado contra R House se centra en “shows y actividades sexuales simuladas” delante de niños. Se basa en un video, que se difundió tras su publicación por un medio de comunicación social conservador, que muestra a una drag queen que solo lleva un tanga dorada y cubrepezones llevando de la mano a una niña por el restaurante. La niña tenía un billete de dólar en la mano y la artista tenía varios billetes que sobresalían de sus pantalones.

DeSantis habló sobre la investigación del Departamento de Regulación Comercial y Profesional de Florida el miércoles, revelando que agentes del estado habían asistido de forma encubierta a espectáculos este mes que consideró inapropiados para los niños.

“Tener niños involucrados en esto está mal”, dijo. “No es coherente con nuestra ley y política. Y es una tendencia preocupante en nuestra sociedad tratar de sexualizar a estos jóvenes. Esa no es la forma de proteger a los niños. Se cuida a los niños”.

La presencia de niños en los shows de drags se ha convertido en un grito de guerra para algunos activistas conservadores de todo el país, que sostienen que el asunto debe ser tratado como abuso infantil y que las empresas deben rendir cuentas. DeSantis, ampliamente considerado como uno de los principales aspirantes a la presidencia en 2024, ha liderado a la nación contra lo que los críticos conservadores llaman “ideología de género”, incluyendo la aprobación de una legislación que faculta a los padres a intervenir si sospechan de la instrucción de la identidad de género y la orientación sexual en el aula.

Los republicanos de todo el país han sugerido políticas para limitar la asistencia de los niños a los eventos de drags o separar a los niños de sus padres si los llevan a los shows de drags. Incluso los shows de drags que se anuncian como “aptos para familias”, como la lectura de libros para niños por parte de artistas drags, han sido blanco de los supremacistas blancos que acusan a los artistas de pedofilia.

Una drag queen se presenta durante el Drag Brunch en R House Wynwood en Miami, Florida, el sábado 9 de abril de 2022.
Una drag queen se presenta durante el Drag Brunch en R House Wynwood en Miami, Florida, el sábado 9 de abril de 2022.

“La naturaleza de las presentaciones descritas, especialmente cuando se realizan en presencia de niños pequeños, corrompe la moral pública y ultraja el sentido de la decencia pública”, afirma la demanda estatal contra R House.

Algunos artistas drag del sur de la Florida le dijeron al Herald que veían esta denuncia contra R House como la última salva de lo que se ha convertido en parte de la retórica de muchos políticos conservadores. En la Florida, ha habido una serie de esfuerzos estatales dirigidos a la comunidad queer, incluyendo los recientes esfuerzos del Departamento de Salud de la Florida para restringir la atención de afirmación de género para los floridanos trans.

Dijeron que centrarse en la cuestión de que un niño asista ocasionalmente a shows de drags diurnos celebrados en restaurantes sin límites de edad es una cortina de humo de la verdadera intención de la denuncia, que creen que es acosar a la comunidad queer de la Florida.

“Ese no es realmente el punto aquí. El punto es que él [DeSantis] estaba enviando gente para apuntar específicamente a este lugar y apuntar a las drag queens y apuntar a la cultura queer y tratar de hacer que esto parezca pedofilia”, dijo un artista drag del sur de la Florida, que pidió el anonimato para evitar el acoso en redes sociales.

La mayoría de los shows drags se celebran en bares por la noche, donde no se admiten niños. Pero los brunch de drags, un asunto diurno a menudo bullicioso que se celebra en restaurantes, ocupan una zona gris.

“No entiendo por qué llevas a tu hijo a eso. Es una decisión de los padres”, dijo una artista drag del sur de la Florida.

Algunos artistas drag dijeron que en realidad evitan trabajar en estos eventos diurnos específicamente porque permiten a los niños, y prefieren atender sus actos hacia los adultos.

“Creo que la mayoría de las drags se sienten así. No quieren presentarse para los niños a menos que sea un evento expresamente enfocado a ellos. En última instancia, esto depende de los padres, no del local”, dijeron.

Algunos funcionarios locales que hablaron con el Herald dijeron que la queja también entra en conflicto con un gran tema encabezado por DeSantis y los republicanos de la Florida al revisar el contenido de los libros de texto y las lecciones escolares: la elección de los padres. Los clubes no meten a los niños en los shows, dicen, los padres los llevan allí.

“Este gobernador parece ser muy partidario de la elección de los padres. Esta acción parece un poco inconsistente con eso”, dijo el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber. “Aparentemente, se puede enseñar a un niño a ser homofóbico y racista, pero no se puede llevar a los niños a shows [drag]”.

Empresas y funcionarios temen un efecto dominó

R House está en el distrito de Miami representado por Christine King, presidenta de la Comisión Municipal. El jueves, King le dijo al Herald que no ha estado en R House, pero que no entendía la queja porque si alguien cree que un padre está poniendo en peligro a un niño, debería llamar al Departamento de Niños y Familias.

También cuestionó los motivos del gobernador y por qué el gobierno se involucraría en el entretenimiento de R House.

“¿Cuál es realmente el problema? ¿Que un padre lleve a su hijo allí? ¿O es que realmente no le gusta el local, o lo que allí ocurre, o el público, o el patrocinio, o el tipo de personas que asisten a ese local?” dijo King, añadiendo que esas cuestiones no son asunto del gobierno. “No me voy a meter en eso. No es mi competencia. No es mi jurisdicción”.

La gente hace fila para revisar sus reservaciones para un Drag Brunch en R House Wynwood en Miami, Florida, el sábado 9 de abril de 2022.
La gente hace fila para revisar sus reservaciones para un Drag Brunch en R House Wynwood en Miami, Florida, el sábado 9 de abril de 2022.

Los propietarios de R House, por su parte, recibieron un plazo de 21 días para responder. El local podría perder su licencia de venta de bebidas alcohólicas, fundamental para sus resultados, si se considera que infringe las leyes y códigos locales. En un comunicado de prensa el miércoles, adoptaron un tono conciliador.

“Tenemos la esperanza de que el gobernador DeSantis, un partidario vociferante y defensor de la industria de la hospitalidad y las pequeñas empresas de la Florida, vea esto como lo que es, un malentendido, y que el asunto se resuelva positiva y rápidamente”.

Pero pese a la controversia y la investigación en curso, la empresa de relaciones públicas contratada por R House subrayó el jueves que los brunches con drags se reanudarían el viernes por la mañana y continuarían.

“Todo sigue igual en R House. Esperamos otro gran fin de semana y agradecemos a todos los que han tendido la mano en solidaridad y apoyo”.

Joey Flechas, redactor del Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.