Anuncios

Violencia criminal desplaza a 2 mil 300 personas en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., enero 23 (EL UNIVERSAL).- Unos 2 mil 300 lugareños de Chicomuselo, Socoltenango y La Concordia están desplazados desde el 15 de este mes debido a la violencia criminal, que apunta a una crisis humanitaria, afirmó el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba).

La ONG exigió a través de un comunicado a los gobiernos federal y estatal que atiendan con urgencia a las víctimas de desplazamiento forzado y las causas que lo originaron, de acuerdo con los principios rectores del desplazamiento forzado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la ley para la prevención y atención del desplazamiento interno en Chiapas.

En las primeras semanas de enero de 2024 la violencia se agudizó en las regiones frontera y sierra. La documentación realizada apunta "a una verdadera crisis humanitaria que se refleja en, al menos, 2 mil 300 desplazados de Chicomuselo, Socoltenango y La Concordia.

Esos hechos, aseguró el Frayba, se encuadran en el contexto de la violencia que surge de la disputa por el control territorial del crimen organizado.

Consideró que el desplazamiento forzado es parte de una estrategia de acción que utilizan los grupos criminales para el control de la población.

De junio de 2021 a la fecha, aseguró el organismo defensor, han sido desplazados más de 10 mil pobladores que huyen de su terruño para salvar sus vidas.

El pasado 15 de enero en los límites de Nuevo Chejel del municipio de Socoltenango y Nueva América, de Chicomuselo, hubo "un intenso" enfrentamiento entre grupos armados.

Los testimonios y denuncias refieren la desaparición de personas, homicidio y pánico colectivo generado por el miedo permanente y la violencia.

El Frayba expuso que pese al reto y las dificultades que representa documentar esos hechos se registró el desplazamiento de unas 2 mil 300 personas que huyeron para resguardar su vida e integridad.

Los desplazados son originarios de los poblados Alfonso Corona del Rosal, Julio Sabines, Benito Juárez, Nueva América, Pablo L. Sidar, Raizal, Francisco I. Madero, Nueva Morelia, Limonar, La Lucha, La Unión, San Francisco, La Pinta, San Ignacio, Sabinalito, Las Flores, San Antonio Ocotal, 20 de Noviembre, Piedra Labrada, Lázaro Cárdenas, de Chicomuselo.

Provienen también de El Retiro, Rizo de Oro, Guadalupe Maravillas, Perlas del Grijalva, Resplandor, Retiro y San Isidro, de La Concordia ; salieron también de Nuevo Chejel, Puerto Rico y Nuevo Resplandor, de Socoltenango.

Esa población que dejó el terruño se refugia en las cabeceras municipales de Chicomuselo, Socoltenango, Tzimol, La Trinitaria, La Concordia y Comitán de Domínguez.

Otras personas han migrado a sitios como Playa del Carmen, Campeche. Quienes no lograron salir de sus comunidades son adultos mayores, enfermos, sin capacidad de movilidad y quienes decidieron quedarse para cuidar sus patrimonios.