Anuncios

La UE se despide de Jacques Delors, el 'arquitecto de Europa', con el foco en Ucrania

Bruselas, 31 ene (EFE).- La Comisión Europea (CE) despidió este miércoles a Jacques Delors, el denominado 'arquitecto de Europa', fallecido en 2023, en una ceremonia cargada de significado político por celebrarse un día antes de que los líderes de la UE se reúnan para tratar de desbloquear 50.000 millones de euros en ayuda a Ucrania.

Uno de los artífices del diálogo social europeo, presidió la CE durante dos legislaturas clave y dejó el legado de una UE unida y construida sobre la diversidad de los países miembros, y sobre la cohesión social y territorial para luchar contra las desigualdades.

En la ceremonia, la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, aseguró que Delors, que murió a finales del año pasado, confió desde el principio de su mandato en el poder de la integración europea y que, entre sus ambiciones, siempre quiso "dar un paso adelante para Europa y sus pueblos".

El expresidente del Ejecutivo comunitario tuvo que enfrentar durante su mandato un periodo de crisis económica y tensiones políticas, pero impulsó el proyecto del mercado único, que hoy es uno de los pilares de la UE, que engloba a 447 millones de personas y permite la libre circulación de mercancías, capitales, servicios y ciudadanos.

"Jacques Delors solía decir que nuestra UE era un 'Objeto Político No Identificado'. En el fondo, nos enseñó que lo que realmente importa es que nos adaptemos a las nuevas necesidades. Lo que importa es que actuemos con ambición y realismo para asumir nuevos retos", remarcó von der Leyen.

A la ceremonia acudieron, además de la familia de Delors, dieciocho líderes europeos, entre ellos el español Pedro Sánchez, el alemán Olaf Scholz, el neerlandés Mark Rutte, el portugués António Costa, el griego Kyriakos Mitsotakis, el rumano Klaus Werner Iohannis, el lituano Gitanas Nausėda y el polaco Donald Tusk.

Este homenaje se celebra la víspera de que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnan para buscar un acuerdo que desbloquee 50.000 millones de euros en ayuda a Ucrania para los próximos cuatro años, tras semanas de negociaciones que no han servido para acabar con el veto de Hungría.

Al respecto, el primer ministro belga, Alexander Delors, cuyo país ostenta la presidencia rotatoria de la UE, abogó por que los mandatarios europeos se "inspiren" mañana en el legado de Delors para que "colectivamente" puedan ayudar a los ciudadanos ucranianos que luchan contra la invasión rusa.

"Mañana, cuando nos reunamos para discutir la ayuda financiera necesaria para Ucrania, debemos mostrar el mismo nivel de unidad. Nuestro apoyo no debe limitarse a meras palabras, sino que debe ser una contribución firme a la independencia y libertad de los ciudadanos ucranianos", remarcó De croo.

También se pronunció sobre ello, el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, que recordó que la invasión rusa de Ucrania hace "imperativo" continuar con la ampliación comunitaria y, para ello, apostó por impulsar reformas comunitarias que hagan una UE más "amplia y más profunda, y más flexible y cohesionada".

(c) Agencia EFE