Anuncios

Trifulca de un grupo de venezolanos con la policía de Nueva York sigue sembrando polémica

Nueva York, 9 feb (EFE).- La violenta trifulca entre un grupo de inmigrantes y agentes de policía de Nueva York el pasado 27 de enero en pleno centro de la ciudad sigue generando una gran polémica que ha saltado al debate político nacional en un año de elecciones donde la inmigración se presenta como uno de los temas más candentes.

Un vídeo que hoy recoge el portal neoyorquino thecity.nyc parece contradecir la versión de la policía y del propio alcalde de Nueva York, Eric Adams (él mismo expolicía) de que se trató de una agresión gratuita a un agente de policía por parte de un grupo de inmigrantes, en su mayoría venezolanos, a las afueras de un alojamiento de inmigrantes en la zona de Times Square.

El vídeo aparecido hoy recoge el momento en que todo comenzó, cuando Yohenry Brito, venezolano -ahora detenido en el penal de Rikers, en Nueva York-, es empujado contra un rincón sin razón aparente por un policía, al que se une un segundo agente, y cuando Brito trata de resistirse, es arrojado al suelo y reducido.

Es en ese momento cuando una quincena de jóvenes, supuestamente amigos o conocidos de Brito, se acercan para defenderlo y comienzan una pelea con los policías, logrando derribar a uno de ellos, al que golpean repetidamente, momento que recoge otra grabación que lleva aireándose varios días en los informativos.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, del Partido Demócrata, llegó a pedir la deportación de todos los inmigrantes implicados: "Detengan a todos y devuélvanlos (a sus países)", dijo a un periodista al ser preguntada por el caso.

Distintos políticos del Partido Republicano se han pronunciado con mayor dureza en el mismo sentido, y han aprovechado para criticar la supuesta laxitud del Partido Demócrata (que monopoliza casi todos los cargos en Nueva York) con los inmigrantes, al tiempo que han pedido acabar de una vez con la condición de Nueva York como "ciudad santuario" para los inmigrantes.

Uno de los más criticados ha sido el Fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, por no haber ordenado la prisión provisional para las varias personas arrestadas en las horas o días posteriores, salvo para Brito.

Todo este incidente se ha producido en un año en que la inmigración promete ser uno de los temas estrella de la campaña electoral para las presidenciales, principalmente por parte del Partido Republicano y de su más que probable candidato, el expresidente Donald Trump.

(c) Agencia EFE