Anuncios

Trabajadores chilenos increpan al ministro de Economía por cierre de siderúrgica nacional

Santiago de Chile, 27 mar (EFE).- Trabajadores movilizados de la empresa siderúrgica chilena Huachipato increparon este miércoles en el sur del país al ministro de Economía, Nicolás Grau, para exigirle que revierta el proceso de cierre anunciado por la empresa ante la imposibilidad de competir con el acero proveniente de China.

"Considerábamos que un Gobierno de izquierda iba a tener soluciones de carácter para los trabajadores, pensar en su bienestar, pero no estamos viendo que sea así. Eso decepciona a la gente porque confiamos en esta administración", afirmó uno de los manifestantes que se trasladó de Talcahuano a la capital regional Concepción, en la zona del Bio Bío, donde el jefe de la cartera de Economía realizaba una actividad.

"La región necesita una respuesta, no podemos seguir esperando una semana más para que nos vayan a decir exactamente lo mismo, 'paciencia', porque la región se está hundiendo", enfatizaron los trabajadores.

Por su parte, el titular de Economía respondió: "Todos tenemos que hacer nuestra mejor parte para tener una solución distinta" y destacó que la organización de los trabajadores facilita el diálogo y "una mejor conversación".

La siderúrgica anunció la semana pasada la suspensión de su actividad indefinidamente ante la crítica situación que atraviesa desde hace más de una década y tras considerar insuficientes las medidas antidumping contra el acero procedente de China, país con el que Chile tiene un tratado de libre comercio desde 2006.

El Gobierno chileno fijó este miércoles, a través de su publicación en el Diario Oficial, los nuevos aranceles a la importación de barras y bolas de acero de origen chino, en plena movilización.

Cientos de trabajadores de Huachipato se movilizaron esta semana en la región sureña del Bio Bío y sindicatos de toda la región y de otros sectores alertaron con paralizaciones para defender la empresa local, entre ellas los portuarios que amenazaron con dejar de descargar acero extranjero.

Ubicada en la ciudad sureña de Talcahuano, a 500 kilómetros de la capital, Huachipato decidió el cierre después de que la Comisión Antidistorsiones, una institución independiente que asesora a la Presidencia chilena, recomendara aplicar un impuesto medio del 15,3 % a tres empresas chinas que importan bolas de acero.

Este miércoles, en una entrevista con una radio local en la mañana, Grau señaló que “Huachipato tiene que revisar la decisión que tomó en la Comisión Antidistorsión y ver si esa decisión consideró bien sus argumentos" y apuntó a "la posibilidad de que las empresas puedan apelar o reconsiderar estas tasas“.

"Para que Huachipato sea viable a mediano o largo plazo, es necesario que la minería compre más y a un precio más estable. Para ello, existen distintos caminos a seguir”, añadió el ministro.

Para la compañía, que registró pérdidas por 385 millones de dólares en 2023, la cifra es "insuficiente" y no alcanza a solucionar las distorsiones que está produciendo el acero chino, que es un 40 % más barato que el chileno, según sus cálculos.

En las últimas dos décadas, China ha pasado de ser un gran importador de acero a uno de los principales productores, al pasar de producir el 15 % del acero del mundo en 2000 al 54 % en 2023, según Alacero, patronal que reúne a las grandes siderúrgicas latinoamericanas.

Pese a ser una compañía relativamente pequeña en el mercado mundial del acero, con una producción de un millón de toneladas anuales, la situación de Huachipato ha encendido las alarmas en la región latinoamericana, donde llega parte del acero que el gigante asiático no pude colocar en su mercado debido a la desaceleración de su economía.

La UE y más de medio centenar de países, como Estados Unidos, México, Canadá, Brasil e India, han aplicado medidas antidumping en los últimos años para equilibrar las distorsiones provocadas en los mercados locales por el acero chino.

(c) Agencia EFE