Anuncios

Se suspendió por 10 minutos el partido del Milan por insultos

CIUDAD DE MÉXICO, enero 20 (EL UNIVERSAL).- Este sábado se vivieron unas escenas lamentables en el futbol italiano. Durante el partido entre Udinese y AC Milan, el portero Mike Maignan abandonó el campo de juego tras recibir insultos racistas por parte de la afición local.

El partido se suspendió por unos minutos y luego reanudó las acciones.

Maignan recibió el apoyo de sus compañeros, quienes le dieron palmadas en la espalda y esperaron la determinación del árbitro en el campo de juego; sin embargo, llegado al minuto 35 se quitó los guantes y fue hacia los vestidores.