Anuncios

El Supremo de Brasil prorroga una investigación que apunta a Bolsonaro por desinformación

Brasilia, 22 ene (EFE).- La Corte Suprema de Brasil autorizó este lunes a la Policía Federal investigar por 90 días más la existencia de una red de "milicias digitales" antidemocráticas, en el marco de una amplia investigación que apunta al expresidente Jair Bolsonaro por desinformar contra las instituciones.

Esta es la novena vez que la máxima instancia judicial del país prorroga esta investigación contra una presunta "organización criminal" dedicada a desinformar por redes sociales con el objetivo de "atentar contra la democracia y el Estado de Derecho".

Según las autoridades brasileñas, la trama estaba dividida en un núcleo para la "producción y publicación" de noticias falsas sobre la instituciones democráticas, otro para su "financiación" y un último "político".

En este contexto, el magistrado Alexandre de Moraes, supervisor de la investigación en el Supremo, aceptó una petición de la Policía Federal para prorrogarla 90 días a fin de "concluir las diligencias en curso".

La causa se ha ido ampliando a lo largo de los últimos años con desdoblamientos que han terminado por salpicar a Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña que gobernó el país entre 2019 y 2022.

La investigación comenzó centrada en las llamadas "fake news" en las redes sociales, difundidas supuestamente por parlamentarios y activistas de la base ultraderechista que apoyaba al Gobierno de Bolsonaro.

Sin embargo, De Moraes la amplió después a la producción y financiación de contenido falso que buscaba erosionar la democracia.

Fue en 2021 cuando autorizó incluir a Bolsonaro con la intención de "determinar si, ilícitamente", el hoy exmandatario "contribuyó para la diseminación de noticias fraudulentas sobre la conducta de miembros de la Corte Suprema y contra el sistema de votación de Brasil".

Ya en octubre de 2023, el magistrado, objeto de graves amenazas por parte de los simpatizantes del líder ultraderechista, autorizó incluir el informe final que elaboró una comisión parlamentaria sobre el intento de golpe de Estado que perpetraron miles de bolsonaristas el 8 de enero de ese año.

Ese día, miles de seguidores del ex jefe de Estado invadieron y destrozaron las sedes de la Presidencia, el Congreso y el Supremo con la idea de provocar una "intervención militar" que derrocase al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que acababa de asumir el poder.

La comisión parlamentaria acusó al propio Bolsonaro de haber sido el "mentor intelectual y moral" del movimiento golpista que ese 8 de enero 2023 asaltó las sedes de los tres poderes.

En concreto propuso la imputación de Bolsonaro por los supuestos delitos de asociación ilícita, violencia política, abolición violenta del Estado de Derecho y golpe de Estado.

La Fiscalía ya investiga a Bolsonaro por "incitar" el asalto de Brasilia y también intenta descifrar cuál fue su papel en la trama antidemocrática.

(c) Agencia EFE