Anuncios

Sube a 43 fallecidos y 36.155 familias afectadas por las lluvias e inundaciones en Bolivia

La Paz, 3 mar (EFE).- El Gobierno de Bolivia informó este domingo que ya son 43 fallecidos y 36.155 familias entre damnificadas y afectadas por las constantes lluvias e inundaciones que afectaron a los nueve departamentos del país.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, indicó que son 26.729 familias afectadas y 9.426 damnificadas, que ya son 433 comunidades que presentan alguna afectación por las constantes lluvias que han causado estragos en distintas partes del país.

Agregó que son 483 viviendas afectadas y 842 quedaron totalmente destruidas, solo la amazónica Pando se declaró en desastre departamental y 18 en desastre municipal.

Calvimontes señaló que en total son 43 fallecidos, hay 2 personas desaparecidas y 5.542 familias evacuadas por distintos medios para evitar que estén en riesgo por las inundaciones.

Hasta ahora el Gobierno ya envió 231 toneladas de ayuda humanitaria a las familias damnificadas y se movilizaron miles de militares para que ayuden con los trabajos en los lugares más afectados.

El viceministro enfatizó que los departamentos más afectados por las lluvias son Pando y La Paz y mencionó que muchas familias de Cobija, la capital de Pando, están volviendo poco a poco a sus hogares luego de que el desbordamiento del río Acre ha ido bajando.

Enfatizó que también se inicia la etapa de reconstrucción y rehabilitación y que no será fácil al tener casas totalmente destruidas.

Calvimontes señaló que continuarán las lluvias las próximas semanas en el país y que el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología de Bolivia (Senamhi) emitió una nueva alerta roja para La Paz y Pando.

También hay otra alerta naranja para la sureña Tarija, la altiplánica Potosí, la central Cochabamba, la oriental Santa Cruz y Chuquisaca.

Las lluvias se han ensañado en los últimos días sobre todo con La Paz donde hubo hundimientos de calles, deslizamientos, arrastre de material y crecidas de ríos que han afectado a caminos vecinales y viviendas construidas cerca de los afluentes y en la amazónica Pando las inundaciones obligaron a evacuar casas ya que llegó a alcanzar hasta los 17 metros.

La época de lluvias en el país suele iniciarse en noviembre y se extiende hasta marzo, con mayor intensidad en enero y febrero.

(c) Agencia EFE