Anuncios

"Subastan" ropa interior que el príncipe Harry usó en fiesta salvaje

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 7 (EL UNIVERSAL).- Los escándalos del pasado del príncipe Harry parecieron quedar enterrados cuando se casó con la actriz Meghan Markle, en mayo del 2018. Pero en una muestra de que el pasado se niega a morir, una mujer de los años "locos" del príncipe decidió regresar y tras amenazar con difundir fotos de él desnudo, ahora revela que "subastó" la ropa íntima que el duque de Sussex dejó luego de una "noche loca" en Las Vegas.

En 2012, la prensa británica llenó sus portadas con fotos del príncipe Harry desnudo, en medio de una fiesta que se salió de control. En dicha fiesta, estuvo presente la exbailarina erótica Carrie Reichert, conocida por su nombre artístico de Carrie Royale.

En su momento, ella contó al medio TMZ que Harry (Enrique) perdió sus calzoncillos en una apuesta que hizo en un juego de billar en el que perdió y por el que, además de perder la prenda -unos boxers negros-, tuvo que bailar desnudo. Desde entonces, ella se quedó con la ropa íntima y dijo que pretendía subastarla "por no menos de 10 mil dólares".

Sin embargo, no es sino hasta ahora que la subasta se volvió una realidad. De acuerdo con el diario británico The Sun, los boxers negros fueron adquiridos por 250 mil dólares. (4.2 millones de pesos mexicanos).

El comprador fue Dino Palmiotto, quien dirige un club de striptease en San Diego, California. En declaraciones a The Sun, dijo que los boxers del duque de Sussex son "un pedazo de la historia de sus días de playboy" y que los exhibirá en el club. Serán, dijo, un "éxito" entre los turistas.

"Calculo que hay alrededor de un millón de británicos, o personas con ascendencia británica, aquí en California y les encantaría verlos. Harry también es siempre bienvenido en el club, al igual que Meghan Markle", señaló.

La exprofesional de baile erótico argumentó que "no veo esto como una falta de respeto. Es un recordatorio de una época en la que él era el príncipe de las fiestas, amante de la diversión, y eso no tiene nada de malo. Tampoco hay nada malo en la forma en que es más serio estos días. La gente evoluciona y madura. Es solo vida".

Antes de subastar la ropa el integrante de la familia real británica, Royale la había prestado para ser exhibida en l Museo del Patrimonio Erótico de Las Vegas.

La mujer había amenazado con publicar en su cuenta de OnlyFans fotos nunca antes vista de Harry desnudo, tras sentirse desairada porque en su libro Spare, el príncipe "la olvidó".

Sin embargo, la empresa bloqueó la cuenta de la Royale, señalando que va en contra de sus políticas la difusión de material gráfico no autorizado por quien aparece en él.