Anuncios

Qué significa el ramo de olivo en Semana Santa

Qué significa el ramo de olivo en Semana Santa
Qué significa el ramo de olivo en Semana Santa - Créditos: @Ariel Torres

El inicio de la Semana Santa está dado por el Domingo de Ramos, cuando los fieles se acercan a la misa del domingo anterior a la Pascua, con un ramo de olivo para recibir la clásica bendición del sacerdote durante una ceremonia especial.

El Domingo de Ramos recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, donde según la tradición bíblica fue recibido por la población más humilde con vítores y ramos de olivos y palmas que alfombraban su paso a lomo de un burro.

El Domingo de Ramos da inicio a la Semana Santa
El Domingo de Ramos da inicio a la Semana Santa

El ramo de olivo es un símbolo de paz de larga data que antecede al cristianismo —ya era un objeto precioso en la Antigua Roma y Grecia, donde era el máximo premio de los Juegos Olímpicos—, pero que también tiene destacadas apariciones en la Biblia. Además, el olivo también aparece en el libro del Génesis cuando tras el diluvio, Noé envió una paloma a buscar tierra firme y supo que podría desembarcar su arca cuando el ave regresó con una hoja de olivo en el pico.

En el Domingo de Ramos, los olivos proliferan y los fieles se apresuran a colocar sus ramas en cuadros litúrgicos o cerca de símbolos sagrados, para conferirles el significado religioso que los atraviesa en esa jornada. A su vez, muchos cristianos también realizan pequeños crucifijos con hojas de palma, otro de los elementos que los antiguos habitantes de Jerusalén arrojaron a los pies de Jesús.

El olivo está vinculado al significado de paz
El olivo está vinculado al significado de paz - Créditos: @Archivo Revista Jardín

Semana Santa: ¿qué se celebra cada día?

  • Domingo de Ramos: en esta jornada, que da inicio a la Semana Santa, se recuerda la entrada de Jesús a Jerusalén. Aquel día, el pueblo le dio la bienvenida aclamándolo y agitando ramas de olivo para saludar a quien consideraba “el hijo de Dios” o “el Mesías”. Es por eso que, en esta fecha, los feligreses suelen llevar ramos de este árbol a misa para que sean bendecidas y guardarlas, luego, en su casa el resto del año.

  • Lunes, Martes y Miércoles Santo: durante estos días, se conmemoran las buenas obras y milagros que realizó Jesús. En la última de estas jornadas, también se recuerda el pacto entre Judas Iscariote y el sanedrín para entregar a Jesús a cambio de 30 piezas de plata.

  • Jueves Santo: se rememora la Última Cena de Jesús con sus apóstoles, como gesto de despedida. Durante este encuentro, Jesús estableció la Eucaristía, al bendecir el pan y el vino, y decirle a sus apóstoles que por medio de estos elementos recibirían su cuerpo y su sangre. Al terminar, Jesús fue a rezar al Huerto de los Olivos para prepararse para lo que vendría. Allí lo fueron a buscar para aprehenderlo.

  • Viernes Santo: se recrea la Pasión de Cristo mediante un Vía Crucis, que en latín significa “el camino de la cruz”.

  • Sábado Santo: se trata del día que pasó entre la muerte y la resurrección de Jesús. Esta jornada está dedicada especialmente a la Virgen María, quien sufrió la muerte de su hijo. Además, es un día de esperanza por la promesa que había realizado Jesús al decir: “Al tercer día resucitaré de entre los muertos”.

  • Domingo de Pascua: se recuerda el momento en que Jesús resucitó, y por ello es la fiesta más importante para los cristianos.