Anuncios

Shoigú asegura que Rusia tomó tres localidades ucranianas en enero

Moscú, 2 feb (EFE).- El Ejército ruso ha mantenido en enero la iniciativa en toda la línea del frente en Ucrania y tomado tres localidades, declaró hoy el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en una reunión con la plana mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia.

"Tras el fracaso de la contraofensiva del enemigo las Fuerzas Armadas de Rusia mantienen la iniciativa estratégica en toda la línea de enfrentamientos (...) las unidades del Ejército ruso avanzan, amplían las zonas controladas, mejoran sus posiciones en primera línea", afirmó, al informar sobre la situación en el frente.

Según Shoigú, "en el marco de las acciones bélicas en los sectores de Kúpiansk, Limán y Donetsk fueron liberadas las localidades de Vesele, Krajmalne, Tabaivka".

"Las agrupaciones militares rusas continúan reduciendo metódicamente el potencial combativo del enemigo", señaló, al indicar que durante enero el Ejército ruso causó más de 23.000 bajas a las fuerzas ucranianas.

Además, informó sobre la destrucción de más de 3.000 máquinas de combate y blindados ucranianos, incluyendo tanques alemanes Leopard, transportes blindados estadounidenses Bradley y lanzaderas de misiles Patriot y HIMARS.

El ministro de Defensa señaló que durante el último mes se llevaron a cabo 127 ataques con armas de alta precisión contra la infraestructura militar y el complejo militar industrial ucranianos, entre los que citó empresas de producción, modernización y reparación de armamento, arsenales, aeródromos, almacenes de combustible y puntos de concentración de tropas.

"Con el fin de evitar el colapso de su defensa, la comandancia ucraniana lanza al combate las reservas restantes y lleva a cabo nuevas movilizaciones forzosas urgentes", dijo.

Shoigú acusó a las autoridades ucranianas de llevar a cabo atentados terroristas contra civiles rusos con el fin de "mostrar a los patrocinadores occidentales al menos algún éxito", y aprovechó la ocasión para referirse al derribo del avión de transporte militar Il-76 que transportaba prisioneros ucranianos para un canje.

"Esto es una muestra de cariz cínico de las acciones de Kiev, que para lograr sus intereses espúreos está dispuesto a cometer cualquier crimen", aseveró.

Desde noviembre pasado, cuando se sofocó la contraofensiva de verano ucraniana, Rusia tomó la iniciativa en el frente de batalla, con avances discretos en varios sectores del este y sur de Ucrania, con el objetivo de lograr el control total de las regiones de Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Jersón, anexionadas en septiembre de 2022, y ganar terreno en Járkov.

(c) Agencia EFE