Anuncios

Senegal deja Catar con Mendy en el foco

Doha, 5 dic (EFE).- Edouard Mendy llegó al Mundial de Qatar con la necesidad de reivindicarse. Su objetivo, además de hacer un gran papel con su selección, era demostrar que se merecía la renovación al alza que pidió con el Chelsea y no le llegó, pero se volvió para casa en octavos de final al perder contra Inglaterra y en el foco de las críticas.

Fue criticado en el estreno contra Países Bajos, donde ya fue señalado. 84 minutos de buen trabajo del conjunto africano, incluso mereciendo más frente a la selección de Louis van Gaal, que acabaron sin puntos por dos acciones en las que falló Mendy.

Pero rápido se repuso. Salvó a los suyos, a pesar del abultado 1-3 final contra la anfitriona, de rozar la eliminación a las primeras de cambio. Es más, la campeona de África acabó pasando a octavos de final, donde se enfrentó a una Inglaterra que Mendy conocía de sobra.

Para el portero del Chelsea era el momento ideal para reivindicarse. Todos los ojos de su club estaban mirando el partido, esperando lo contrario que el guardameta: que fallara para que los ‘tres leones’ se metieran en cuartos.

Senegal fue eliminada, con un 3-0 tras el que hubo críticas a Mendy alegando que podía haber hecho más en los goles de Harry Kane y Bukayo Saka. No fueron errores de bulto como los del estreno contra Países Bajos, pero, aún así, aficionados senegaleses criticaron su actuación en redes sociales, a la par que seguidores del Chelsea veían en la actuación del guardameta una justificación a su tesis de que ha bajado considerablemente su rendimiento.

Y es que Mendy se va de Qatar 2022, según datos de BeSoccer, con siete goles encajados en 14 disparos, un 50% de efectividad de los rivales ante la portería que defiende. Demasiado para poder llegar lejos en un Mundial, ni aunque hubieran tenido a su gran estrella, un Sadio Mane que se perdió el torneo y de cuya ausencia habló el portero del Chelsea en zona mixta.

“Tiene mucho valor lo que hemos hecho sin Sadio -Mane- y sin Bouna -Sarr- desde el principio del torneo. Siempre hemos luchado con orgullo y lo hemos demostrado. En este torneo corto, cuando das un poco al rival, te matan. Recibir el segundo gol antes del descanso fue un duro golpe”, comentó.

Un torneo que acabó para él el domingo en Al Bayt, y ahora le tocará volver a un Chelsea donde perdió su sitio en favor de un Kepa Arrizabalaga al que previamente le arrebató la titularidad, pasando de ser un desconocido a ser nombrado mejor guardameta del mundo en 2021.

El despido de Thomas Tuchel y la llegada de Graham Potter cambió las tornas en la portería ‘blue’, justo después de que Mendy y el Chelsea se sentaran para renovar al portero del senegalés que acaba contrato el 30 de junio de 2025, pero no se llegó a un acuerdo, ya que el guardameta pedía equipararse al salario de Kepa y el club londinense no llegó a esas cifras.

Negociaciones estancadas, como la progresión de un Mendy cuya valoración de mercado, según Transfermarkt, ha bajado siete millones de euros desde principios de temporada.

Óscar Maya Belchí

(c) Agencia EFE