Anuncios

Semillero de goles: Mastantuono, Echeverri y Ruberto, los pibes que River tiene listos para el superclásico

Mastantuono y Echeverri, con posibilidades de ser titulares frente a Boca
Mastantuono y Echeverri, con posibilidades de ser titulares frente a Boca - Créditos: @X

El gol de Ariel Ortega a los 20 años en la Bombonera, en 1994. El golazo de Pablo Aimar, de emboquillada, con 19 años, en el Monumental en 1999. El doblete de Gonzalo Higuaín, con 19 años, en 2006. Aquel tanto de Radamel Falcao y el caño de Diego Buonanotte, con 19 años, a Nery Cardozo, en 2009. Los goles de Manuel Lanzini, con 20 y 21 años, en la cancha de Boca en 2013 y 2014. El festejo de Sebastián Driussi ante la tribuna xeneize en 2017, y el doblete de Julián Álvarez en 2021, en el regreso del público a Núñez tras la pandemia. El pasado reciente de River está repleto de historias superclásicas con el sello de sus inferiores. Los chicos tienen su lugar en páginas doradas frente al máximo rival. Y la cita de la séptima fecha de la Copa de la Liga le ofrece una enorme posibilidad a tres jóvenes promesas del club: Franco Mastantuono, Claudio Echeverri y Agustín Ruberto vivirán su primer clásico como profesionales.

“Yo salí de la casa de River; es evidente que voy a poner el ojo en la evolución de los chicos de Inferiores, de la Reserva. Para mí, la evolución de un jugador no tiene límites. Los vamos a rodear de herramientas, fundamentos, vamos a poner todo al servicio de su crecimiento e intentaremos ayudarlos y estar cerca”. El día de su asunción como entrenador de River, Martín Demichelis puso el ojo en la importancia del fútbol formativo de la institución como plataforma para nutrir el plantel profesional. Nacido en las inferiores del club, vivió en Casa River, egresó del instituto y hasta colaboró para el departamento de prensa cuando integraba la pensión. Debutó, fue campeón, emigró a Europa y volvió para ser DT. Conoce a fondo ese “idioma riverplatense” del que siempre habla. Y por eso sabe que el superclásico de este domingo en el Monumental tendrá un condimento más que especial para el público, que espera que los chicos del semillero tengan sus minutos.

Demichelis y las instrucciones para Claudio Echeverri; el DT podría incluir al Diablito desde el arranque en el superclásico
Demichelis y las instrucciones para Claudio Echeverri; el DT podría incluir al Diablito desde el arranque en el superclásico - Créditos: @Marcelo Endelli

A lo largo de los primeros siete partidos oficiales del año, Mastantuono se transformó en la primera pieza de recambio que eligió Demichelis: es el 12° jugador del plantel con más minutos acumulados (319). Así, el joven de Azul, que saltó de la quinta división a primera, se transformó en el primer futbolista de River en ser titular en tres oportunidades con solo 16 años; participó de todos los encuentros al ingresar en los otros cuatro, y le anotó un tanto a Excursionistas en la Copa Argentina. Con desparpajo, gambeta y personalidad, el volante ofensivo zurdo viene de jugar desde el arranque ante Banfield por la lesión de Miguel Borja y peleará hasta último minuto por un lugar en el equipo para enfrentar a Boca, al punto tal que ya hasta maneja parte de la pelota parada en el equipo por su exquisita pegada.

River y sus juveniles, con excelentes resultados en los últimos tiempos
River y sus juveniles, con excelentes resultados en los últimos tiempos - Créditos: @X

Por su parte, Claudio Echeverri regresó del Preolímpico Sub 23 con la selección argentina que solo le permitió trabajar una semana en la pretemporada con el plantel y ya tuvo positivos minutos en el Monumental: ingresó por Rodrigo Aliendro a los 13 del segundo tiempo en el empate con Banfield, se asoció muy bien con Esequiel Barco y Nacho Fernández para tomar las riendas ofensivas del equipo. A pesar de que se reincorporó recién el viernes pasado a los entrenamientos y de que recibió silbidos entre una mayoría de aplausos de parte del hincha por su salida a Manchester City, demostró que está para jugar y le sembró una interesante duda al entrenador.

Sus seis partidos del año pasado (156 minutos acumulados), con la titularidad en la final del Trofeo de Campeones incluida, y el buen torneo con la selección, le dan otra espalda al Diablito para soñar con estar desde el arranque ante Boca. Sumado a eso, en aquella definición con Rosario Central integró un interesante triángulo ofensivo con Facundo Colidio y Pablo Solari, quien podría entrar a la delantera por la lesión muscular de Borja, que trabaja a contrarreloj para ser convocado. Además, por fuera de lo deportivo, a River lo corre el tiempo y el dinero: Echeverri se irá en diciembre al City, y los objetivos tasados en el pase comenzarán a cobrarse este año con los partidos que juegue con la banda roja.

Agustin Ruberto espera su oportunidad
Agustin Ruberto espera su oportunidad - Créditos: @X

Dentro de la lista de convocados, también estará Agustín Ruberto, el centrodelantero de 18 años que tiene un promedio de gol más que auspicioso: promedia un tanto cada 71 minutos, ya que ingresó siempre como suplente en los siete juegos del año, marcó dos tantos ante Barracas Central y Excursionistas y sumó 142 minutos de acción. El atacante de San Fernando, fue goleador del Mundial Sub-17 del año pasado con ocho festejos, tiene en su historial cinco goles en 21 encuentros (863 minutos) en la Reserva y una pretemporada en enero en la que dejó más que conforme al cuerpo técnico. Pese a eso, su presencia como titular en el clásico hoy parece más lejana por las posibilidades que tiene el DT con Solari y Echeverri, a la espera de la recuperación de Borja.

Ya sin tanto lugar para los juveniles Daniel Zabala, Tobías Leiva, Jonás Luna e Ian Subiabre en la nómina habitual de convocados por los regresos de lesionados y convocados, los tres juveniles del ataque millonario sueñan con una irrupción superclásica. Las decisiones recientes de Demichelis los respaldan: Mastantuono y Ruberto tuvieron acción en todos los partidos del año, y Echeverri demostró en un puñado de minutos las pinceladas de lo que puede ofrecer. Explosión, gambeta, desfachatez, talento, goles… los pibes de River quieren pisar fuerte ante Boca.