Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Seis Naciones: Francia le ganó a Escocia de visitante tras un final polémico resuelto por el TMO

El árbitro australiano Nic Berry espera la decisión de TMO: al final, no fue try (ni victoria) para Escocia
El árbitro australiano Nic Berry espera la decisión de TMO: al final, no fue try (ni victoria) para Escocia - Créditos: @Agencia AFP

Después de cuatro minutos de deliberación, la decisión del árbitro enfureció a los 67.000 escoceses que poblaron Murrayfield. En la última acción del partido, ya con el reloj del otro lado de la barrera de los 80 minutos, los forwards escoceses aterrizaron en el in-goal. Cinco puntos les daban la victoria. Pero el australiano Nic Berry sentenció que la pelota había quedado arriba. En una de las múltiples reiteraciones da la sensación que, después de que el pilar Sam Skinner apoya la pelota sobre un botín adversario, hace un movimiento y logra apoyarla contra el suelo. Parece try, no hay evidencia incontrovertibles. No es suficiente para revertir la decisión del árbitro. Fin del partido y victoria de Francia por 20-16. El público estalló. Los jugadores escoceses quedaron tan incrédulos como decepcionados. Los franceses festejaron con mesura.

Les Bleus se recuperaron así de la derrota ante Irlanda en el debut y vuelven a ponerse en carrera en el Torneo de las Seis Naciones. Además de polémico, un triunfo nada convincente. Sin Antoine Dupont, sin Romain Ntamak, el equipo de Fabien Galthié que llegó al Mundial como favorito y se fue con la se sensación de que mereció más, sigue sin aparecer. Contó con la frescura de sus jugadores jóvenes y también con la contribución de los escoceses, que dejaron pasar una gran oportunidad.

La jugada de la polémica

El local llegó a estar al frente 13-3 y a 10 minutos del final ganaba 16-10. Con poco, Francia se mantenía a tiro pero no representaba una amenaza más que por el peso de su jerarquía. Escocia no lo supo definir. Más que ganarlo Francia, la sensación es que lo perdió Escocia.

La victoria llegó en el minuto 71, cuando entre Nolan Le Garrec (21 años) y Louis Bielle-Biarrey (20) y sacaron agua de las piedras. El medio-scrum sorprendió jugando por el lado ciego y el wing se la jugó con el pie, ganó en velocidad y apoyó el try que a la postre significaría la victoria. Junto con el segunda línea Posolo Tuilagi (19), representan la nueva generación del seleccionado francés. La frescura que aportaron fue determinante para sacar a Francia del letargo y fundamental para dar vuelta el partido.

Suficiente para ganar, pero demasiado poco para pelear por el título. En los primeros dos partidos, Francia evidenció estar muy lejos de la forma imperial con que desembarcó en el Mundial y que lo había llevado a ganar el Grand Slam en el Seis Naciones 2022 y el subcampeonato en 2023 y lo elevaron hasta el segundo lugar en el ranking mundial. La chispa de la pareja de medios compuesta por Dupont (enfocado en jugar los Juegos Olímpicos con el seleccionado de seven) y Ntamak (todavía no repuesto de la lesión que lo dejó afuera de Francia 2023) resulta insustituible. Para peor, durante el partido se retiró Grégory Alldritt con una aparente lesión de ligamentos de rodilla. Una baja más a una tercera línea poderosa que ya perdió por lo mismo a Anthony Jelonch por el resto del año. Los forwards también perdieron la preponderancia de antaño y sólo en el scrum son dominantes.

El francés Gael Fickou es tackleado por el escocés Andy Christie
El francés Gael Fickou es tackleado por el escocés Andy Christie - Créditos: @Agencia AFP

Escocia también dio un paso atrás. Tercero en 2023, llegó al certamen con aspiraciones de pelear por el título. Pero volvió a padecer lo que le ocurrió en el debut ante Gales: un gran comienzo de partido, un pésimo cierre. En el debut, un colchón de 27-0 le había alcanzado para imponerse (27-26 en Cardiff). Esta vez, pagaron esa letanía con una derrota.

“Todo el juego fue una pulseada. Creo que fue try al final, pero el árbitro no lo hizo, así que para eso está ahí: es su trabajo”, aceptó Finn Russell, apertura local. “Depende de nosotros asegurarnos de que estos partidos terminen en victorias. Necesitamos mejorar eso. La forma en que creo que marcamos al final muestra el carácter que tenemos, el de seguir creyendo cuatro puntos abajo y menos de tres minutos para el final. Estoy orgulloso de los muchachos, pero tenemos que aprender de ello antes del partido contra Inglaterra”, consideró.

Charles Ollivon levanta el trofeo que ganó Francia por vencer a Escocia
Charles Ollivon levanta el trofeo que ganó Francia por vencer a Escocia - Créditos: @Agencia AFP

No alcanzó con la magia del 10, que se adueñó del partido en el inicio. Sus bombas aéreas volvieron a desnudar una de las flaquezas de Francia, como en la semifinal mundialista ante Sudáfrica. Tras una falla en la recepción de Matthieu Jalibert, Escocia se puso en ataque. Russell manejó los hilos de la jugada con maestría, el fullback debutante Harry Paterson quebró por la punta y habilitó sobre el contacto al medio-scrum Ben White, que aterrizó en el in-goal. Escocia imponía condiciones y golpeó primero.

La superioridad se prolongó a lo largo del primer tiempo y con el pie Russell estiró la ventaja (13-3). Hasta que llegó el primer error. Pelota al fondo de Francia, pesca de François Cros y definición de Gaël Fickou en la otra punta. Incluso Escocia tuvo una más al final del primer tiempo: penal a cinco metros del in-goal, amarilla para el pilar Uini Atonio y pedido de scrum. Sin embargo, con uno menos Francia se hizo fuerte, robó la pelota en el scrum y se fue al descanso sólo tres abajo.

La monotonía dominó la segunda mitad. Escocia controlaba el partido, pero le faltó punch. Francia encontró frescura en los más chicos y lo dio vuelta. Sobre el final, llegó la polémica, que dará que hablar durante las dos semanas hasta la próxima fecha. Más allá de los cuatro puntos, Francia sigue sin aparecer.

Lo mejor del partido

La síntesis del partido

Escocia (16): Harry Paterson; Kyle Rowe, Huw Jones, Sione Tuipulotu y Duhan van der Merwe; Finn Russell y Ben White; Rory Darge, Jack Dempsey y Matt Fagerson; Scott Cummings y Grant Gilchrist; Zander Fagerson, George Turner y Pierre Schoeman.

Entrenador: Greg Townsend.

Cambios: PT 17m, Ewan Ashman por Turner (temporario). ST, Andy Christie por M. Fagerson; 28, Ashman por Turner; 31, Alec Hepburn por Schoeman; 34, Sam Skinner por Gilchrist; 36, Cameron Redpath por Jones.

Suplentes: Elliot Millar-Mills, George Horne y Ben Healy.

Francia (20): Thomas Ramos; Damian Penaud, Gaël Fickou, Jonathan Danty y Louis Bielle-Biarrey; Matthieu Jalibert y Maxime Lucu; Charles Ollivon, Gregory Alldritt (c) y Francois Cros; Paul Gabrillagues y Cameron Woki; Uini Atonio, Peato Mauvaka y Cyril Baille.

Entrenador: Fabien Galthié.

Cambios: PT 37m, Dorian Aldegheri por Bielle-Biarrey (temporario). ST 8m, Julien Marchand por Mauvaka, Posolo Tuilagi por Gabrillagues y Alexandre Roumat por Woki; 9, Paul Boudehent por Alldritt y Nolann Le Garrec por Lucu; 17, Sebastien Taofifenua por Baille y Aldegheri por Atonio; 22, Yoram Moefana por Danty.

PT: 8m, gol de Russell por try de White (E); 11, penal de Ramos (F); 21 y 29, penales de Russell (E); 32, gol de Ramos por try de Fickou (F).

Amonestado: 37m, Atonio (F).

ST: 17m, penal de Russell (E); 31, gol de Ramos por try de Bielle-Biarrey (F); 36, penal de Ramos (F).

Cancha: Murrayfield, Edimburgo.

Árbitro: Nic Berry (Australia).