Anuncios

Salinas Pliego pregunta tras asesinato de El Tiburón: ¿reír o llorar?

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (EL UNIVERSAL).- La tarde de este lunes asesinaron a balazos a "El Tiburón Medina", persona que en el 2023 se viralizó por atacar brutalmente a un empleado de un Subway en San Luis Potosí.

De acuerdo con la información que se ha dado a conocer, "El Tiburón" arribó a un gimnasio de su propiedad ubicado en la colonia General I. Martínez, de dicha entidad, sin contar con que ahí se encontraba un hombre armado que abrió fuego en repetidas ocasiones para luego darse a la fuga sin que nadie pudiera detenerlo.

Ante ello, el empresario Ricardo Salinas Pliego lanzó una pregunta a su audiencia, pues consideró que no sabía si "reír o llorar" tras darse a conocer el suceso.

Por medio de la plataforma X, el fundador de Grupo Salinas se mostró confuso por el hecho.

"Es en estos momentos donde yo les pregunto… ¿debemos reír o llorar?", se lee en la publicación.

Por lo anterior, usuarios de la red social opinaron al respecto, considerando que se debería "celebrar" lo acontecido:

"Celebrar. Así es como se debe tratar a los criminales, no con abrazos", "Estas personas tarde o temprano terminan de esa manera", "Yo reír, un puerco menos en el mundo", "Es el karma. Todo lo que haces en esta vida, lo bueno y lo malo, se te devuelve con creces", son algunas reacciones de internautas.

Fue el 31 de julio del año pasado que ese individuo agredió a un trabajador menor de edad de la cadena de restaurantes Subway de la capital potosina, por pedirle que esperara su turno en la fila, como todos los demás clientes.

El video de los hechos, el cual se grabó la cámara de seguridad del lugar, se viralizó en redes sociales. Tras esto, la ciudadanía no sólo de San Luis Potosí, sino de todo el país exigieron encontrar al responsable.

Días después, de manera extraoficial, surgió entre las denuncias de redes sociales el nombre de Fernando "N" a quien apodaban "El Tiburón Medina". Además, se compartieron de manera pública sus datos personales e, incluso, donde trabajaba.

El 5 de agosto del 2023, cinco días después de la agresión, el acusado fue detenido por la Policía de Investigación (PDI), al exterior de un hotel que se ubica en la carretera 57 a la altura de la Terminal Terrestre Potosina.