Anuncios

"¡Queremos saber por qué nos están matando!"

CHILPANCINGO, Gro., febrero 9 (EL UNIVERSAL).- "Dígannos qué quieren de nosotros, ¡queremos saber por qué nos están matando!", soltaron unos 40 choferes de taxis, urvan y camionetas de mudanza, quienes acudieron al llamado para exigir seguridad y justicia la mañana de este jueves frente al parque Margarita Maza de Juárez.

"A nosotros no nos dicen nada, ni cuota nos están cobrando, sólo agarran a nuestros compañeros, queman las unidades y los matan, pero no sabemos por qué, nosotros no estamos en guerra con nadie".

En la protesta, puntualizaron, sólo participarían choferes y pobladores que quisieran apoyar, sin permitir que llegaran los líderes de las organizaciones de transportistas y, de hecho, ninguno arribó.

"Esto sólo es de nosotros, ¿por qué?, porque son los líderes los que pactan con el gobierno, con el crimen y nosotros quedamos en medio de todo y sin saber", dijeron.

Sin embargo, el miedo reinó. Ni el 1% de los choferes llegó a la manifestación. En Chilpancingo son alrededor de 800 taxis, 800 urvan y 200 camionetas de mudanza que dan el servicio local. Cada una de las unidades es manejada por dos choferes y uno más que cubre los días de descanso. En total, casi 5 mil choferes laboran día a día en la capital de Guerrero.

La convocatoria a protestar este jueves comenzó a circular la tarde del miércoles a través de mensajes de WhatsApp; en la noche imágenes anunciaban su cancelación. Los choferes acusaron al gobierno del estado de boicotear su protesta. "No quieren que se sepa que estamos pidiendo seguridad y justicia".

Los manifestantes esperaron casi dos horas para salir en marcha, esperaban que llegaran más de sus compañeros, pero eso no ocurrió. El que sí llegó fue un funcionario de la Secretaría General de Gobierno, Rafael Julián Arcos, quien desde la primera pregunta molestó a los choferes. "¿Cuál es su petición?", llegó diciendo el funcionario.

"¿Cómo es posible que nos vengan a preguntar qué queremos? Queremos trabajar, seguridad, eso es lo que queremos".

Luego le llovieron reclamos al funcionario, como el por qué ninguna autoridad se ha acercado a las familias de los cuatro choferes asesinados el pasado lunes.

Le reclamaron que se esté acercando a ellos justo cuando estaban a punto de comenzar una marcha. "Están esperando a que maten a un funcionario para que reaccionen". Y le recalcaron que lo único que están pidiendo es poder trabajar.

"No queremos que nos den esas medias despensas que nos dieron la otra vez, queremos seguridad, poder trabajar", clamaron.

Por ahora, la seguridad y que puedan trabajar no es posible. La noche del miércoles quemaron el taxi 775 en la colonia Javier Mina. Este jueves, minutos antes de comenzar la protesta, en el fraccionamiento Zinnia quemaron el taxi 167.

"Les están quemando los carros en sus caras, la otra vez en la colonia Vista Hermosa, dos patrullas de la policía estatal estaban en el Oxxo y a unos 150 metros quemaron una urvan; cuando fuimos a ver a las patrullas ya no estaban, se habían ido", se quejó un chofer.

Autoridad reporta 14 detenidos

El titular de la Secretaría General de Gobierno de Guerrero, Ludwig Marcial Reynoso Núñez, informó que se logró la detención de 14 personas que fueron puestas a disposición de las autoridades correspondientes, y que podrían estar relacionadas con los últimos acontecimientos en contra de operadores del transporte público.

Dijo que se han desplegado 500 elementos de seguridad en puntos estratégicos para brindar, durante las 24 horas del día, resguardo y apoyo a los conductores de unidades del servicio de transporte público y usuarios, con filtros de seguridad, operativos a pie y a tierra y acciones de proximidad social.