Anuncios

Riestra vivió su histórico debut en la primera A con un 0-0 contra Instituto en Córdoba

El capitán Milton Céliz domina la pelota en una jornada inolvidable e histórica para Riestra, más allá del opaco 0-0 con Instituto en Córdoba en el comienzo de la Copa de la Liga Profesional.
El capitán Milton Céliz domina la pelota en una jornada inolvidable e histórica para Riestra, más allá del opaco 0-0 con Instituto en Córdoba en el comienzo de la Copa de la Liga Profesional. - Créditos: @Telam

Un encuentro histórico, un resultado anecdótico. Riestra jugó su primer partido en la primera A y el empate sin goles con Instituto en Córdoba quedará grabado para la eternidad en el club, que se rodeó de discusiones por sus actos y su modelo de juego. Y que desanduvo el debut por la Copa de la Liga Profesional sin sobresaltos, pero también sin proponer mucho como para alzarse con un triunfo.

La expulsión a los 39 minutos a Gregorio Rodríguez en Instituto no le modificó el libreto al Malevo: mantuvo el dibujo táctico 5-3-2 y apeló a los lanzamientos largos del arquero Ignacio Arce como mejor argumento para lastimar. De juego agresivo y altísimo contacto físico en la campaña en la Primera Nacional que lo llevó a ascender, ahora repitió algunas mañas para cortar las conexiones del rival. Con el VAR como ojo que todo lo observa, no se enredó en sujeciones en las áreas, ésas que protagonizó en imágenes grotescas el año pasado ante la complicidad de los árbitros y el escudo de la ausencia de la tecnología.

También Instituto tuvo su momento emotivo, con el regreso, tras 15 años, de Silvio Romero. Pero la presencia del goleador no fue suficiente para desbloquear el marcador.

Pedro Ramírez, esfuerzo y sacrificio en el lateral izquierdo de Riestra, que protagonizó su primer partido en la A en sus 72 años de existencia.
Pedro Ramírez, esfuerzo y sacrificio en el lateral izquierdo de Riestra, que protagonizó su primer partido en la A en sus 72 años de existencia. - Créditos: @Telam

“Nosotros generamos un estilo. El equipo refleja una marca” es una frase que se repite en Pompeya, ahora foco de atención en el mapa del fútbol argentino. Riestra es el sexagésimo cuarto club que juega en la elite, y este jueves, en Alta Córdoba, tuvo su bautismo en la principal categoría. El 22 de febrero cumplirá 73 años, pero hay otras fechas que están marcadas a fuego en el corazón del Malevo: se afilió a la AFA en 1946; en 1990 sufrió la única desafiliación; en 2012/2013 llegó la revolución con el abogado Víctor Stinfale –amigo de Diego Maradona, que dirigió una práctica en el ascenso– como líder comercial, y una década más tarde vivió el logro más destacado, el ascenso a la primera A. El 2 de diciembre de 2023, en el mismo escenario en el que ahora se estrenó en la elite, superó por 1 a 0 a Maipú (Mendoza) y selló la trepada –no sin polémicas– para codearse con los gigantes.

Compacto de Instituto 0 vs. Riestra 0

En el modesto estadio Guillermo Laza, con capacidad para 3000 espectadores, será local y recibirá a River en la cuarta fecha y a Independiente en la duodécima. La Liga Profesional establece un mínimo de 16.000 espectadores por escenario, pero abrió un canal para que el club se adecuara, tal como lo hizo con Barracas Central. La seguidilla de la campaña en casa tendrá una particularidad: Riestra afrontará cuatro compromisos de modo consecutivo en Pompeya, entre la cuarta y la séptima jornadas. ¿La razón? En el fixture, que se invierte respecto al de la Copa de la Liga de 2023, tomó la plaza del descendido Arsenal –jugó cuatro seguidos como visitante– y heredó la situación.

El estilo incluye varias aristas. Por ejemplo, que el equipo no tiene una marca que lo vista, sino que compra camisetas genéricas negras con el isotipo de Adidas y estampa sus auspiciantes (Speed e Irak). En la pretemporada se hicieron virales los entrenamientos a la madrugada en la playa de Pinamar. ¿Una medida mediática? Se trata del único plantel de primera A que realiza trabajos en ese insólito horario, pero las replica desde que actuaba en la D y el balneario no era tan glamoroso, Santa Teresita. Hay más.

Damián Puebla, de Instituto, engancha ante la presencia del uruguayo William Machado, una de las 14 incorporaciones que efectuó Riestra en el marcado de pases.
Damián Puebla, de Instituto, engancha ante la presencia del uruguayo William Machado, una de las 14 incorporaciones que efectuó Riestra en el marcado de pases. - Créditos: @Telam

El futbolista de Riestra cumple un manual de convivencia: en los días de partidos se escucha sólo música electrónica, cada miembro se lava su indumentaria y limpia los vestuarios. Todos los días recibe frases motivadoras de Vincent Lombardi –ex entrenador de fútbol americano- en el grupo de WhatsApp. Los refuerzos reciben una copia del libro El arte de la guerra, de Sun Tzu, y tienen que mirar la película El juego de la fortuna, protagonizada por Brad Pitt, que cuenta la historia de un equipo de béisbol que fundamentó su éxito en las estadísticas individuales de sus jugadores. Si alguien falta a un entrenamiento sin aviso tiene una multa de 100.000 pesos; si saca el teléfono durante las comidas, $50.000; si llega a la práctica con un kilo más o menos que lo que marcó la balanza el día anterior, $40.000.

El ascenso polémico a la Primera Nacional, romper con entrenamientos grupales la cuarentena por la pandemia de Covid-19, la multa que impuso la AFA, los controvertidos fallos arbitrales en varios partidos en la histórica campaña que lo elevó a la A... Riestra protagonizó múltiples escenarios llamativos, pero el del jueves 25 de enero de 2024 en Alta Córdoba será quizás el más recordado con el paso del tiempo en el club de Pompeya.