Anuncios

Ricardo Gareca dirigirá a Chile y en Perú hubo fuertes reacciones, que hicieron recordar su paso de Boca a River

Ricardo Gareca vuelve a dirigir tras su breve paso por Vélez
Ricardo Gareca vuelve a dirigir tras su breve paso por Vélez

Ricardo Gareca tiene todo acordado para retomar su vida profesional de entrenador de un seleccionado, tras su positiva gestión en Perú, a diferencia de sus dos últimas experiencias en clubes, Palmeiras y Vélez, donde apenas dirigió durante tres meses en cada caso. La cuenta oficial de la selección de Chile hizo un anticipo con un gift de 15 segundos en el que se aprecia una visión panorámica del estadio Nacional, de Santiago, seguido por unos ojos de una mirada felina, fácilmente de relacionar con un Tigre, el apodo del director técnico argentino.

Gareca reemplazará a Eduardo Berizzo, a cargo del conjunto trasandino sin mucho suceso durante 16 encuentros. Chile está en el octavo puesto en las eliminatorias para el Mundial 2026, con apenas cinco puntos en seis fechas, a dos unidades de Brasil, el último seleccionado que está consiguiendo la clasificación de manera directa.

Según información de La Tercera, el acuerdo se cerró hace algunos días, y la Asociación Nacional del Fútbol Profesional (ANFP) habría accedido a pagar los requerimientos económicos del argentino, cifrados en 3,5 millones de dólares anuales, en un contrato hasta el final de las eliminatorias, que se prolongará automáticamente si consigue la clasificación al Mundial. En las últimas horas se habrían solucionado temas impositivos que dilataron las negociaciones.

Gareca llevó a Perú al Mundial 2018, tras una ausencia de 36 años en la gran cita global, y fue subcampeón en la Copa América 2019, cuando fue vencido en la final por Brasil, país organizador. Estuvo cerca de repetir en el Mundial 2022, pero perdió en el repechaje contra Australia, en una definición por penales en la que Luis Advíncula falló su remate. El Tigre haría su debut el 26 de marzo, en un amistoso frente a Francia, en Marsella.

El primer cotejo oficial ya está agendado: el 21 de junio, frente a Perú, por la Copa América que organizará Estados Unidos. Este choque despertó un morbo anticipado por los históricos diferendos limítrofes entre ambos países, enfrentados en el Siglo XIX en la Guerra del Pacífico.

Gareca, durante su etapa como entrenador de Perú, al que llevó al Mundial 2018 después de 36 años
Gareca, durante su etapa como entrenador de Perú, al que llevó al Mundial 2018 después de 36 años

En Perú, la contratación de Gareca generó sentimientos encontrados. En las redes sociales, varios le agradecen su desempeño, que haya sacado al seleccionado del ostracismo mundialista. Pero otros no ocultaron su desencanto por el nuevo destino del Tigre. El diario La República, de Lima, hizo una recopilación de las diferentes reacciones de la gente: “Ni Judas se atrevió a tanto”, “Es un dolor muy grande”, “Ahora es nuestro enemigo”, “Golpe al corazón”, “Día triste para los peruanos”, “El mejor de los éxitos a Gareca, un hombre ejemplar”, “Chile acaba de clasificar al Mundial”, “Gracias por todo, Gareca”, “Que siempre le vaya bien al profe”, “Revivió el clásico del Pacífico” y “Lo peor de una traición es que nunca viene de un enemigo”.

Al frente de Perú, el Tigre se enfrentó en siete oportunidades contra Chile, con tres victorias y cuatro derrotas.

Una paradójica situación se produjo en la clasificación para el Mundial 2018, cuando una protesta de Chile terminó ayudando indirectamente a Perú en su desembarco en Rusia. La FIFA había fallado a favor de un reclamo de Chile por la mala inclusión en Bolivia de Nelson Cabrera, nacido en Paraguay y declarado inelegible para integrar Bolivia. El cotejo había terminado 1-1 y se le dio ganado a la Roja por 3-0. Cabrera también representó a Bolivia en el cotejo que venció 1-0 a Perú, luego beneficiado por el fallo de la FIFA, que le dio por ganado el encuentro. Mientras Chile sumó dos puntos más respecto del resultado en la cancha, para Perú fueron tres. En el recuento final, el equipo de Gareca se clasificó al Mundial por dos puntos de diferencia sobre Chile, que indirectamente favoreció con la protesta a su clásico rival.

Con esta decisión en su etapa de entrenador, Gareca revive un caso de rivalidad que también atravesó en su época de jugador, con su pasaje directo de Boca a River, junto con Oscar Ruggeri, a mediados de los ochenta. En los últimos años, el Tigre fue mencionado más de una vez como candidato a ser director técnico de Boca, posibilidad que evaluaron Daniel Angelici, primero, y también Juan Román Riquelme tras los despidos de Sebastián Battaglia y Hugo Ibarra. Pero la resistencia de algunos hinchas y la presión de la barra brava le cerraron las puertas, siempre por el mal recuerdo que dejó el hecho de haber cruzado a la vereda de Núñez. En abril de 2022, Gareca reconoció: “Si llego a ser técnico de Boca, se armaría un revuelo total”.

La última vez que Chile consiguió el pasaje para un Mundial fue con un director técnico argentino, Jorge Sampaoli, para Brasil 2014, donde en la etapa de grupos venció a España, que era el campeón vigente.