Anuncios

La revisión de motores pega a las operaciones de Volaris

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- La revisión de los aviones Airbus con motores Pratt & Whitney afectó el tráfico de pasajeros de Volaris en enero pasado.

La compañía que encabeza Enrique Beltranena transportó a 2.5 millones de pasajeros, una disminución de 13% en comparación con el mismo mes de 2023.

La capacidad de la aerolínea medida en asientos por milla disponibles disminuyó 10.7%, con lo que el nivel de ocupación de sus aviones se ubicó en 88% durante enero.

Las inspecciones aceleradas de los motores GTF (Pratt & Whitney) han resultado en una reducción significativa en capacidad, particularmente dentro del mercado doméstico mexicano.

"Esta reducción ha sido compensada por un incremento en capacidad en los mercados internacionales, a raíz de la recuperación de la Categoría 1 por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos", dijo Beltranena.

La reasignación de capacidad de la aerolínea resultó en mejores factores de ocupación en los aviones del mercado doméstico y logró sostener el tráfico transfronterizo entre México y Estados Unidos.

Roberto Solano, analista de Monex, comentó que, a nivel nacional, es más notoria la reducción de transporte de pasajeros de Volaris, pues en el flujo al interior del país la reducción es de 20.3%, parcialmente compensado por un crecimiento a escala internacional de 12.6%.

"Consideramos que el desempeño del tráfico de Volaris durante el primer mes del año fue débil, como resultado de la inspección y mantenimiento preventivo de las aeronaves con motores GTF, parcialmente compensado por la recuperación de la Categoría 1 en México, lo que ha permitido una eficiente reasignación de aeronaves y rutas en el segmento internacional.

"En el corto plazo, nos mantendremos atentos a las cifras corporativas al cuarto trimestre de 2023, el comportamiento en el precio del petróleo con atención especial al conflicto geopolítico en el Mar Rojo, así como a los avances en la revisión de motores", indicó Solano en un reporte.

Volaris estima que tendrá que revisar unos 56 aviones en los próximos meses, por lo que ya pidió una compensación al fabricante de motores por cada avión que deba retirar de su flota en el marco de las inspecciones en curso.

Además de la revisión de los motores, Volaris también tuvo que ajustarse a la nueva reducción de operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, a partir del 8 de enero, como el resto de las aerolíneas nacionales.

En 2021, Volaris acordó con Pratt & Whitney la compra de motores GTF para las aeronaves de la familia A320neo que la empresa recibirá entre 2023 y 2028.

El acuerdo considera un contrato de servicio de mantenimiento en un esquema variable a largo plazo con el que ambas compañías aseguran una relación comercial por más de 20 años.

A finales del año pasado, Pratt & Whitney dio a conocer que el motor PW1100G podría tener problemas debido a que el metal utilizado para su fabricación puede causar grietas en los discos de la turbina de alta presión. En total, se inspeccionarán alrededor de mil motores durante 2024 de varias aerolíneas, incluyendo Volaris.

El año pasado, Volaris transportó a 33.4 millones de pasajeros, 8% más que en 2022.

Situación complicada

Las inspecciones de aviones han afectado la operatividad.

88% fue el nivel de ocupación de sus aviones durante enero.

56 aviones tendrá que revisar Volaris en los próximos meses, de acuerdo con estimaciones de la aerolínea.

1,000 motores se van a inspeccionar en varias aerolíneas, incluyendo a Volaris, durante el presente año.

33.4 millones de pasajeros transportó Volaris a lo largo de 2023, 8% más que en 2022.