Anuncios

Reportan naufragio de migrantes en Oaxaca

JUCHITÁN, Oax., marzo 30 (EL UNIVERSAL).- Pobladores de la comunidad ikoots de San Francisco del Mar reportaron la aparición de siete cuerpos en las playas de esa localidad de la región del Istmo de Tehuantepec.

Inicialmente, un campesino que se dirigía a darle de beber agua a sus vacas en su terreno se encontró en las arenas de Playa Vicente, San Francisco del Mar, el cuerpo de una mujer joven, e inmediatamente avisó a las autoridades.

Al mediodía del mismo jueves, pescadores de Puerto Estero, del mismo municipio ikoots, reportaron que las aguas de la Laguna Inferior expulsaron cuatro cuerpos más y luego aparecieron dos cuerpos masculinos.

En total, explicaron los pobladores ikoots, localizaron siete cuerpos sin vida. "Creemos que son migrantes que viajaban en una lancha que naufragó desde la noche del miércoles entre Paredón, Chiapas y Aguachil, San Francisco del Mar", dijeron.

Pescadores de la comunidad de Puerto Estero, del mismo municipio indígena, revelaron que entre la media noche y una de la madrugada de hoy viernes, auxiliaron a un sobreviviente del naufragio, solo qué no pudieron entenderse porque la persona no habla español, solo inglés.

De acuerdo con los pobladores de San Francisco del Mar, es la cuarta vez que se tienen noticias de naufragios de personas migrantes enganchadas por los traficantes llamados "polleros", que quieren evadir a las autoridades mexicanas, usando rutas de alto riesgo como el mar.

En julio de 2000, se conoció del uso de la ruta marítima de migrantes de Chiapas a Oaxaca, hacia Norteamérica por aguas del Pacífico, con el naufragio de una lancha que transportaba 24 guatemaltecos. Sólo un sobrevivió.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado dio a conocer que fueron ocho los cuerpos localizados y que podrían ser de personas en situación de migración, por lo que inició la carpeta correspondiente por el delito de homicidio en contra de quien o quienes resulten responsables.

Agregó que de manera preliminar se presume que las víctimas serían de origen asiático.