Anuncios

Regreso de corridas de toros es incomprensible, según el FRECDA

CIUDAD DE MÉXICO, enero 27 (EL UNIVERSAL).- Para el Frente Ciudadano Pro-Derecho Animal (FRECDA), el regreso de las corridas a la Plaza de Toros México está rodeado de inconsistencias legales e intereses políticos, y en lo último que se piensa es en la protección de los animales.

José Luis Carranza, presidente de FRECDA, enfatizó que de origen, el maltrato a los animales está prohibido por la Constitución de la Ciudad de México, promulgada en 2017, "ahí se menciona que tenemos la obligación de respetar la vida de los animales, y en lugar de eso se están dando facilidades para realizar estos actos [las corridas]", menciona.

Señaló a la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Yasmín Esquivel, como una de las principales promotoras para el regreso de las corridas... "Tiene intereses protaurinos, pero esta batalla no está perdida, la lucha sigue. Hay un juicio de amparo que esperemos que se resuelva a favor y llegue a la Suprema Corte, donde esperamos que Yasmín Esquivel no meta las manos. Los toros no merecen que se les imparta este tipo de justicia".

Este domingo regresan las corridas de toros a La Plaza México, y el FRECDA no se quedará con los brazos cruzados: "A las 12 del día comenzaremos una marcha que partirá de la Glorieta de Insurgentes a la Plaza y ahí habrá una manifestación. Haremos escuchar nuestra voz".

Carranza menciona que han tratado de acercarse a políticos para que las corridas no vuelvan a realizarse en la Ciudad de México, "pero qué podemos esperar, si en la Comisión para el bienestar animal se votó por dejar las corridas. Hay Senadores del Partido Verde que están a favor de que sigan estos espectáculos, porque tienen intereses en esto, son empresarios taurinos con mucho poder económico. Muchos hablan de promover consultas para definir este tema, pero ya sabemos cómo hacen esas cosas".

Para el dirigente del FRECDA, es incomprensible "que en el siglo XXI en México se celebren estos actos de barbarie, y que muchos lo vean como un espectáculo. Somos el país más violento del mundo, después de Medio Oriente".