Anuncios

Realizan marcha conmemorativa por el Día Internacional del Autismo

TOLUCA, Méx., abril 2 (EL UNIVERSAL).- "Alguien con autismo me enseñó que el amor no tiene palabras", externaron padres y familiares durante la "Caminata por el Autismo", que realizaron cientos de personas que vistieron playeras azules, por calles de la capital mexiquense.

El 2 de abril se conmemora el Día Internacional para la Concientización del Autismo, "es por eso que salimos a las calles a caminar, con la única intención de visibilizar esta condición de vida para poder apoyar que haya más información y que se permita a las personas con esta condición de disponer de los espacios públicos", afirmó Axel Marcelo Villaseñor Celorio, coordinador del Departamento de investigación y Difusión Social del Instituto Mexicano para la Atención del Autismo y Desórdenes del Desarrollo.

Hoy en día se sabe que una de cada 36 personas es autista, es decir, el 2.6% de la población infantil en México; en adultos hay más de 720 mil personas las que tienen esta condición en nuestro país, señaló el también psicoterapeuta Axel Marcelo Villaseñor.

En esta caminata "lo único que solicitamos es mayor empatía, para que podamos todos estar presentes en cualquier espacio y que se permita a las personas formar parte de la sociedad, que seamos una sociedad inclusiva", puntualizó el especialista.

Salimos a la calle a "invitar a la sociedad a que juntos podamos aprender sobre autismo", porque "el problema no es el autismo, el problema es no saber de autismo".

Por ello este 2 de abril en la capital del Estado de México hubo tres movilizaciones de familias con hijos y hermanos con autismo una de ellas del Monumento a Colón hacia el centro de Toluca; otra de Isidro Fabela al Parque de la Ciencia y otra más se concentró en la Plaza de Los Mártires de Toluca.

"Está Bien ser diferente", "Cada día es un desafío", "Alguien con autismo es mi superhéroe", "Cada niño con autismo es diferente, pero juntos tienen una fuerza incalculable", "El autismo no es una enfermedad, es una condición de vida", "Camina conmigo, yo quiero ser tu amigo", fueron frases que externaron con carteles familias y niños con autismo.

Lourdes Campuzano, madre de una niña con autismo, afirmó que esta caminata es para concientizar sobre la existencia del autismo, invitar a caminar con ellos y a ser empáticos.

Esta condición se diagnostica desde el año y medio a dos años "cuando ves que los niños no van trabajando, reaccionando igual", apuntó la madre de familia.

Entre los retos de las familias con hijos autistas está que en las escuelas los maestros no están totalmente capacitados para trabajar con ellos, los papás reaccionan negativamente ante algunas conductas de niños con autismo, especialmente cuando gritan o lloran; incluso cuando vas caminando en la calle y empiezan a gritar y a llorar, para la gente son berrinches, son niños mal educados, muchos dicen "fuera mi hija", pero no saben lo que dicen, a eso nos enfrentamos día a día, afirmó Lourdes.

Otro reto es que tener un hijo con autismo "implica un trabajo constante, para encausarlos hacia una vida independiente, porque como padres no sabemos cuánto tiempo podremos estar con ellos".

"Es muy difícil, aunque se trabaje a diario, a veces no hay economía para asistir a las terapias y una semana de retroceso echa para abajo el trabajo de todo un mes", además de que implica pagar de 900 a mil pesos a la semana, aseveró las madres de familia.