Anuncios

El régimen venezolano anuncia la detención de 32 civiles y militares por cinco presuntos complots contra Maduro

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab

CARACAS.- La Fiscalía General de Venezuela anunció el lunes la detención de 31 civiles y militares vinculados con cinco supuestos complots contra el gobierno frustrados entre mayo del año pasado y los primeros días de 2024 e implicó a varios exaltos oficiales que se encuentran fuera del país.

Además, se anunció que hay órdenes de captura contra otras 11 personas presuntamente vinculadas con los complots, entre ellos periodistas, militares retirados y activistas de derechos humanos.

Entre los nuevos civiles con pedidos de captura están la periodista Sebastiana Barráez y la abogada defensora de derechos humanos Tamara Suju por presuntamente estar vinculadas en un plan para atentar contra la vida de Nicolás Maduro y el gobernador del Táchira, Freddy Bernal.

Los delitos por los cuales se los está investigando son traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de tentativa en la persona del presidente de la República, homicidio intencional calificado en grado de tentativa en la persona del gobernador del estado Táchira, terrorismo y asociación.

Saab dijo a la prensa que todos los detenidos están “convictos, confesos y han develado información sobre los planes”, sin mostrar pruebas.

Durante el mandato de más de 10 años de Maduro se han denunciado decenas de supuestos complots y planes desestabilizadores por los que han sido detenidas numerosas personas, pero rara vez se ha informado sobre las conclusiones de los procesos.

Saab, aliado del régimen, detalló supuestos planes conspirativos develados a lo largo de 2023 y a principios de 2024, por los que además se emitieron órdenes de captura contra otras 11 personas, incluidos activistas de derechos humanos, periodistas y militares en el exilio.

El ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, estaba también entre los supuestos objetivos del magnicidio, según el fiscal.

Padrino dijo que las operaciones de las autoridades contra estas tramas se habían mantenido en secreto porque coincidieron con “conversaciones” entre Maduro y Estados Unidos, que llevaron a la liberación de detenidos en Venezuela en medio de la flexibilización de las sanciones impuestas por Washington al país caribeño.

El ministro responsabilizó de los planes a “la extrema derecha venezolana”, como normalmente voceros del gobierno se refieren a la oposición, con “apoyo” de la CIA y la DEA.

Maduro, que aparece como candidato natural del chavismo a buscar la reelección en 2024, denuncia con frecuencia planes conspirativos para derrocarlo, normalmente con los mismos responsables: Estados Unidos, la oposición y narcotraficantes colombianos.

El 15 de enero, durante la presentación de su memoria y cuenta ante el Parlamento, el mandatario denunció las conspiraciones a las que Saab se refirió este lunes.

Los cinco planes

El primero de estos planes se reportó en mayo, con 11 detenidos y tres órdenes de búsqueda, por cargos de “conspiración, traición a la patria, revelación de secretos militares, tráfico ilícito de armas y municiones”, puntualizó Saab.

En el segundo, con tres detenidos, “se determinó que un grupo de civiles y policías estaban operando en coordinación con miembros de una organización de inteligencia extranjera” para “acceder a información confidencial relacionada con la seguridad presidencial”.

“Siempre tienen la obsesión de un magnicidio contra el jefe de Estado, el presidente Nicolás Maduro, una obsesión que no les ha dejado dormir”, añadió el fiscal.

El tercero buscaba presuntamente atentar contra la vida de Maduro y Padrino. Hubo cinco detenidos.

El fiscal precisó que el cuarto caso develado -con cinco arrestos y dos buscados- estaba relacionado con “presuntas actividades de espionaje y terrorismo” que buscaba información militar “para remitirla a la CIA”.

El último, dijo Saab, fue bautizado “Brazalete Blanco” y buscaba “iniciar una escalada de actos terroristas para atentar contra la vida” de Maduro en el comienzo del año. Siete personas están detenidas y seis solicitadas, incluida Tamara Suju, abogada de derechos humanos exiliada en República Checa, y Sebastiana Barraes, una periodista especializada en la fuente militar.

Fue divulgado un video en el que uno de los inculpados vinculó en este plan a la dirigente opositora María Corina Machado, que enfrenta una inhabilitación política con el objetivo de ser candidata presidencial. Su nombre es tapado por un pitido, pero es posible leerlo en los labios del acusado.

“Vendrán nuevas detenciones”, advirtió Saab, sin mencionar expresamente a Machado.

Agencias AFP y AP, y diario El Nacional