Anuncios

Quique: "No vale todo en los estadios, hay cosas que revisar a nivel de seguridad"

Madrid, 5 feb (EFE).- Quique Sánchez Flores, entrenador del Sevilla, se mostró "contento" por la victoria frente al Rayo pero criticó la acción de un aficionado del Rayo, que le metió un dedo en el culo a su jugador Lucas Ocampos cuando iba a sacar de banda, y declaró que "no vale todo en los estadios y hay cosas que revisar a nivel de seguridad".

Sobre ese incidente, que tras el partido criticó el propio Ocampos al asegurar que "si ocurre en el fútbol femenino, sabemos lo que puede llegar a pasar", Quique fue tajante.

"Yo me pregunto. ¿Qué está pasando con las mentes de la gente que entra en los estadios?. Me preocupa mucho más allá de las edades los comportamientos tan extraños que pasan en los estadios. Hay muchas cosas que se nos escapan y hay cosas que revisar a nivel de seguridad y comportamientos. Hacemos muchas cosas bien pero también creo que no vale todo en los estadios y entre lo que no vale es tener gente que no está preparada cerca de los jugadores", dijo Quique, en conferencia de prensa.

Sobre la victoria Quique se mostró "muy contento por el resultado" y admitió que a Vallecas se "viene a sufrir".

"Aquí aprietan mucho, centrifugan, van a una velocidad importante. Nos hemos sentido cómodos corriendo en los espacios, a campo abierto sabíamos que íbamos a tener opciones y que con el balón tendríamos un partido de mucho deseo, pundonor y atención", confesó.

Los dos jugadores más determinantes del Sevilla fueron Youssef En-Nesyri, autor de dos goles, e Isaac Romero, que participó en las dos acciones.

"Tienen dos cosas maravillosas que me apasionan, y es que aparte de ser dos buenos delanteros, trabajan mucho para el equipo. Cuando todos trabajan por el esfuerzo colectivo me enamora. Estos chicos nos ayudan mucho, más allá de los que nos dan en ataque. Hay que darles tiempo, que se conozcan más, que sigan progresando como jugadores, que no se conformen y sigan subiendo su nivel, que eso hará que al Sevilla le vaya bien", confesó.

La victoria es importante para el Sevilla porque pone fin a una racha de cinco partidos sin ganar y les permita situarse tres puntos por encima del descenso.

"Estos puntos son muy importantes pero hay que jugar con todos. Cuando ganas siempre deseas que llegue el siguiente partido y cuando pierdes te aterroriza el siguiente. No importa tanto el rival sino la energía con la que llegas. Tenemos que tener mentalidad casi fórmula uno, presentando mejoras y luego ir al circuito con lo que es, uno más rápido que otro", señaló.

El técnico del Sevilla también tuvo un gesto de reconocimiento con la afición del Rayo, a la que calificó de "extraordinaria".

"Llevo toda la vida viniendo aquí y es brutal. Se lo ponen difícil, porque les toca jugar muchas veces viernes y lunes, pero siempre están", manifestó.

Por último, Quique habló sobre el delantero Rafa Mir, que no salió en el mercado de invierno y frente al Rayo no jugó.

"A todos los efectos es jugador del Sevilla. Cuando creamos conveniente le exigiremos cierto nivel y cuando alcance un nivel idóneo estará preparado para jugar", finalizó.

(c) Agencia EFE