Anuncios

Se prohíbe fentanilo y endurece penas por extorsión

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 6 (EL UNIVERSAL).- La iniciativa de protección a la salud por sustancias tóxicas plantea la prohibición total de los vapeadores, incluyendo su producción, distribución y enajenación, y lo mismo para sustancias tóxicas, precursores químicos y drogas sintéticas no autorizadas como el fentanilo.

Propone reformar los artículos 4 y 5 de la Constitución para que el Estado garantice el cumplimiento del derecho a la salud, "para lo cual se propone prohibir la producción, distribución y enajenación de cigarrillos electrónicos, vapeadores y demás sistemas o dispositivos electrónicos análogos que señale la ley, así como para la producción, distribución y enajenación de sustancias tóxicas, precursores químicos y drogas sintéticas no autorizadas legalmente, como el uso ilícito del fentanilo".

Sobre vapeadores y dispositivos electrónicos advierte que "poseen un alto riesgo tecnológico al explotar y causar accidentes fatales a los usuarios", y explica que entre 2015 y 2017, se reportaron en Estados Unidos más de dos mil 35 explosiones, lo que ocasionó afectaciones severas a las personas como fracturas de mandíbula y quemaduras graves.

Sobre el fentanilo, la iniciativa dice que el 3 de mayo de 2023 se publicó un decreto por el que se reformó la Ley Federal para el Control de Precursores Químicos, Productos Químicos Esenciales y Máquinas para Elaborar Cápsulas, Tabletas y/o Comprimidos, que castigaba la producción ilícita de drogas sintéticas.

*Medidas sanitarias:

-Prohíbe producción, distribución, comercialización y enajenación de cigarrillos electrónicos y vapeadores.

-También impide producción, distribución y enajenación de sustancias tóxicas, precursores químicos y drogas sintéticas no autorizadas legalmente, como el fentanilo.

-Queda vedada la profesión, industria, comercio interior o exterior, para la producción, distribución y enajenación de cigarrillos electrónicos y vapeadores.

-Veda la profesión, industria, comercio interior o exterior, para la producción, distribución y enajenación de sustancias tóxicas, precursores químicos y drogas sintéticas no autorizadas legalmente, como el fentanilo.