Anuncios

El precio real del Vision Pro de Apple de 3500 dólares está más cerca de los 4600 dólares

El nuevo visor de Apple enseña una valiosa lección sobre el costo de los productos tecnológicos: los accesorios y complementos adicionales golpearán tu bolsillo. (Sisi Yu/The New York Times)
El nuevo visor de Apple enseña una valiosa lección sobre el costo de los productos tecnológicos: los accesorios y complementos adicionales golpearán tu bolsillo. (Sisi Yu/The New York Times)

Cuando Apple presentó el visor de realidad virtual Vision Pro el año pasado en una conferencia de tecnología, muchos en el público quedaron boquiabiertos ante el precio: 3500 dólares. Eso es más de cuatro veces el costo de un nuevo iPhone y 14 veces el costo del visor de Meta, la competencia.

El visor, que Apple ha comercializado como computadora, reproductor de películas y máquina de videojuegos, llegará a las tiendas el viernes. Antes de su lanzamiento, la discusión se ha centrado en su precio. Muchos se han preguntado por qué la gente pagaría tanto por hacer lo que ya podían hacer con sus computadoras, televisores y consolas de videojuegos.

Sin embargo, el costo real de poseer un Vision Pro probablemente sea incluso mayor. Quizás unos 4600 dólares. Esto se debe a que el precio se dispara con los complementos y accesorios que muchas personas podrían querer comprar, entre ellos:

— El estuche de Apple de 200 dólares para transportar y proteger el Vision Pro durante los viajes.

— Un par de auriculares, como los AirPods de Apple de 180 dólares, para escuchar música en privado.

— Una batería de repuesto de 200 dólares para aprovechar más el visor (porque con una batería de solo dos horas de duración, el visor no durará lo suficiente como para reproducir una película completa).

— Inserciones graduadas de 100 dólares para quienes usan anteojos.

— Un cojín extra de 200 dólares para que el visor le queden bien a otro miembro de la familia.

— 200 dólares adicionales por la opción de mayor almacenamiento de datos (512 gigabytes en lugar de los 256 gigabytes del modelo base) para guardar más videos y aplicaciones en el dispositivo.

Y esos son solo los gastos adicionales que muchos consideran imprescindibles. Otras opciones, como la cobertura de garantía extendida de Apple de 500 dólares, un control de videojuegos de 70 dólares y un soporte de batería nada genial de 50 dólares que se sujeta a los pantalones, podrían elevar el precio muy por encima de los 5000 dólares, antes de impuestos.

Mientras tengo tu atención con estos números impactantes, es importante señalar que podemos aprender una lección valiosa del Vision Pro sobre los “costos fantasmas”, los complementos que inflan de forma significativa la cantidad que gastamos. Para los dispositivos electrónicos, incluidos teléfonos inteligentes, computadoras y visores de realidad virtual, esto se puede traducir en estuches y dispositivos de carga.

Una comprensión clara del verdadero costo de poseer tecnología es crucial para cualquier consumidor que intente mantener el control de su presupuesto, afirmó Ramit Sethi, asesor de finanzas personales.

“Las empresas cuentan con que no podrás hacer los cálculos”, dijo Sethi, quien es presentador de un pódcast sobre psicología monetaria. “Cuanto mayor sea la compra, más dinero gastarás de forma invisible”.

Estas lecciones se aplican a cualquier producto tecnológico que utilicemos habitualmente, no solo al hardware de Apple. Repasemos los costos fantasmas de una computadora Windows y un teléfono Samsung.

Computadora Windows

Microsoft vende su Surface Laptop 5 a un precio inicial de 1000 dólares. Pero después de agregar algunos extras en la Microsoft Store, es más realista afirmar que esta es una computadora portátil de 1950 dólares, casi el doble del precio de la etiqueta.

Los extras incluyen:

— 500 dólares por más memoria.

— Un par de auriculares, como los de Microsoft, que cuestan 250 dólares.

– 200 dólares por la base de Microsoft que carga la computadora portátil y la conecta a una pantalla externa.

En este caso, el mayor costo fantasma es la memoria, la cual es importante para ayudar a que la computadora ejecute sin problemas varias aplicaciones al mismo tiempo. Normalmente, los fabricantes de computadoras venden sus modelos básicos con una cantidad modesta de memoria que probablemente no sea suficiente para mantener la computadora funcionando con rapidez durante muchos años, por lo que es aconsejable comprar el modelo con memoria adicional.

El modelo base del Surface Laptop 5, de 1000 dólares, viene con sólo 8 gigabytes de memoria, pero es probable que la mayoría de la gente necesite el doble para ejecutar sin problemas el sistema operativo Windows más reciente, así como nuevas aplicaciones y juegos. El modelo que incluye 16 gigabytes cuesta 500 dólares adicionales.

Teléfono Samsung

El nuevo teléfono inteligente de gama alta de Samsung, el Galaxy S24 Ultra, tiene un precio inicial de 1300 dólares. Pero, en realidad, es un teléfono de 1540 dólares.

En los últimos cinco años, muchos fabricantes de teléfonos inteligentes, como Apple, Google y Samsung, dejaron de ofrecer teléfonos con accesorios básicos incluidos como auriculares y cargadores, un cambio que aumentó sus márgenes de ganancias. Y replicando la forma en que los fabricantes de computadoras venden más memoria, el modelo base de un teléfono inteligente generalmente incluye una cantidad modesta de almacenamiento de datos que probablemente no sea suficiente para almacenar fotos, videos y aplicaciones a largo plazo.

Primero, un breve comentario sobre el almacenamiento. Una foto promedio ocupa 5 megabytes, según Samsung. Por lo tanto, tomar 3000 fotografías ocuparía aproximadamente 15 gigabytes. Juegos móviles populares como “Fortnite” y “Final Fantasy VII: Ever Crisis” devoran decenas de gigabytes. En Netflix, cada hora de video descargado para verlo sin conexión ocupa aproximadamente 1 gigabyte. En pocas palabras, el almacenamiento de datos puede agotarse rápidamente, entonces, ¿por qué adquirir 256 gigabytes cuando podrías gastar alrededor de 100 dólares más por el doble?

A menos que ya tengas accesorios que funcionen con tu nuevo teléfono, tendrás que agregar estos gastos:

— 30 dólares por el cargador Samsung.

— 40 dólares por una funda protectora Samsung.

— 50 dólares por los auriculares inalámbricos Samsung.

— Unos 120 dólares adicionales para obtener 512 gigabytes para almacenar más fotos y aplicaciones. (Al momento de escribir este artículo, esta mejora es gratuita gracias a una promoción por tiempo limitado).

Eso sin incluir el costo de usar el teléfono con un modesto plan celular por, digamos, 70 dólares al mes. Con el servicio incluido, el costo de poseer este teléfono Samsung durante tres años es de aproximadamente 112,77 dólares al mes o 4060 dólares en total.

Conclusión

El objetivo no es burlarse de la gente por comprar tecnología, sino crear conciencia sobre lo que realmente estamos gastando en nuevos dispositivos, que suele ser mucho más de lo que pensamos, afirmó Sethi. Es por eso que la mejor práctica para la mayoría de las personas que compran productos tecnológicos es conservarlos durante el mayor tiempo posible. De esta manera maximizan el valor que obtienen no solo de los dispositivos sino de los muchos extras que les compraron a lo largo del camino.

c.2024 The New York Times Company