Anuncios

El populoso estado brasileño de São Paulo declara el estado de emergencia por el dengue

São Paulo, 5 mar (EFE).- São Paulo, el estado más poblado de Brasil con 44,4 millones de habitantes, declaró este martes el estado de emergencia por la expansión del dengue, tras registrar 138.259 casos y 31 muertes confirmadas por la enfermedad en lo que va de este año, así como otros 122 óbitos sospechosos.

El decreto por el que se declara el estado de emergencia fue firmado por el gobernador regional, Tarcísio de Freitas, luego de que la tasa de contagio alcanzara los 300 casos por cada 100.000 habitantes.

Según el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) contra el dengue, creado por el gobierno regional en febrero pasado, esta tasa es el límite a partir del cual la Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda la adopción de medidas de emergencia para combatir la enfermedad.

La medida de excepción permitirá a la gobernación darle prioridad a las medidas de combate a la enfermedad, así como agilizar los proceso de compra de equipos y las contrataciones, y obligará al Ministerio de Salud a enviar a São Paulo recursos extraordinarios para este fin.

Con la decisión, São Paulo se sumó a otros siete de los 27 estados de Brasil que también han declarado el estado de emergencia por el dengue, como Minas Gerais y Río de Janeiro, los otros dos más poblados del país.

Igualmente declararon la emergencia por dengue el Distrito Federal de Brasilia, que enfrenta la situación más grave en todo el país, así como los estados de Acre, Goiás, Espirito Santo y Santa Catarina.

Según las estadísticas del Ministerio de Salud, Brasil contabiliza en lo que va del año 1.212.263 casos posibles de la enfermedad y 278 muertes confirmadas, con una tasa de incidencia de 597 casos por cada 100.000 habitantes.

El número de casos en los dos primeros meses del año en todo Brasil supera en cerca del 390 % los del mismo período del año pasado.

La fuerte expansión es atribuida a las altas temperaturas y al aumento de las lluvias asociadas al fenómeno de El Niño, condiciones que facilitan la proliferación del Aedes aegypti, el mosquito transmisor de enfermedades como dengue, zika y chikunguña.

El Ministerio de Salud de Brasil prevé que el país registrará este año unos 4,2 millones de casos de dengue, un récord histórico.

El Gobierno inició en febrero una campaña de vacunación contra el dengue en niños y adolescentes de las regiones más afectadas, pero las autoridades admiten que el número de dosis disponibles tan solo alcanzará para inmunizar a unas 3 millones de personas en un país de 214 millones de habitantes.

En un intento por reducir los criaderos del mosquito del dengue, el Ministerio de Salud realizó el pasado sábado una movilización nacional para concienciar a la población sobre las medidas con las que cada persona puede contribuir para combatir la enfermedad.

(c) Agencia EFE