Anuncios

'Piojo' Herrera, el conflictivo DT al que por fin le pusieron un alto con una multa ejemplar

Piojo Herrera durante el partido del sábado entre América y Xolos de Tijuana. (Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
Piojo Herrera durante el partido del sábado entre América y Xolos de Tijuana. (Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images) (Jam Media via Getty Images)

Miguel El Piojo Herrera ha hecho de criticar a los árbitros toda una costumbre. Es uno de los directores técnicos de mayor impacto mediático en los últimos veinte años, porque ha ganado y cosechado logros importantes, pero también por su actitud violenta y carente de autocrítica que le ha valido una fama de personaje conflictivo.

Pero ahora le han puesto un alto. El pasado fin de semana, América, exequipo de Herrera, se enfrentó a Xolos de Tijuana. El partido ciertamente fue parejo, pero la expulsión de Kevin Balanta, a los 61 minutos, le dejó la bandeja servida a Las Águilas para golear a los pupilos de Herrera. El 3-0 final le dejó un mal sabor de boca al entrenador de Xolos, que no dudó en descalificar al árbitro Óscar Mejía.

Así lo dijo en la conferencia de prensa: “No es justo para uno y otro. Para acá estaban claras las tarjetas y para allá no. Había jugadas similares. Si vas sacar, qué sean de los dos lados. No es congruente con lo que pita y no es congruente con las tarjetas. Para un lado saca rápido y para el otro lado sí”. Esas palabras han sido comunes en la carrera de Herrera, pero tuvieron una consecuencia en esta ocasión.

La Comisión Disciplinaria anunció el lunes una multa económica (no se reveló el monto) para él, por desatender el artículo 71 del Reglamento de Sanciones de la Federación, el cual sancionará a "aquel que no se dirija con respeto, prudencia, honestidad o aquel que no proporcione información clara y veraz a los medios de comunicación y/o redes sociales". En esa línea, se advirtió a Herrera de que, en caso de volver a incurrir en estos comportamientos, las sanciones serán más severas.

La semana pasada hubo otra sanción que llamó la atención. Fue a Jonathan Dos Santos, mediocampista del América, por acusar, sin pruebas, a Jesús Gallardo de haber lesionado con dolo a Brian Rodríguez. Por lo visto, la Federación está tomando muy en cuenta todo lo que se dice una vez acabados los partidos. Y eso puede poner fin a muchos vicios verbales de los protagonistas del juego. Y claro, uno de los principales afectados será precisamente Miguel Herrera, que ya no podrá culpar a los árbitros cuando no tenga los resultados que desea.

Por ejemplo, en agosto de 2020 dijo esto tras un empate entre América y Necaxa: "Tuvimos un árbitro que se supone es de experiencia: si hay jugadas de VAR que vaya al monitor, pierde menos tiempo; a fin de cuentas, toma decisiones malas. Fue un partido tan mal arbitrado, no se puede estar parando, una dos tres cinco veces". Y el conteo podría seguir eternamente. En agosto de 2018 dijo que Jorge Isaac Rojas "se debe dar cuenta que está en un nivel para arbitrar en Primera División". En la Liguilla de ese mismo torneo, Apertura 2018, ante Toluca criticó que el árbitro Adonai Escobedo agregara seis minutos —les empataron en ese lapso—: "¿De dónde carajo sacó seis minutos este güey?".

Eso en las conferencias de prensa. Faltaría hablar de todas las veces que le va a reclamar en persona a los terna arbitral. Miguel Herrera nunca ha mejorado en ese aspecto. Su carácter violento la costó el puesto más importante que ha tenido en su carrera, el de entrenador de la Selección Mexicana, por agredir al narrador Christian Martinoli. No aguanta las críticas de los demás ni él mismo tiene autocrítica. Al menos ahora, si no quiere seguir pagando multas, deberá encontrar otros culpables que no sean los árbitros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

Viva México: policías de CDMX tiran puesto de esquites y transeúntes los tunden a elotazos