Anuncios

Personal médico de Tlalpan demanda uniformes

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 21 (EL UNIVERSAL).- Personal de salud, entre médicos y enfermeras, se manifestaron ayer en la zona de hospitales de Tlalpan para denunciar que no les han entregado uniformes desde hace tres años y protocolos para laborar, al igual que los insumos necesarios.

Denunciaron que los uniformes no son aptos para desempeñar su labor en los hospitales de dicha alcaldía.

Además, el personal médico aseguró que congelaron las plazas de los trabajadores desde el pasado 1 de marzo, por lo que tendrán mayor carga de trabajo de la que ya soportan ante la falta de personal.

Los profesionales de la salud con pancartas y un megáfono recorrieron dicho circuito con las consignas: "¡Obrador respeta al trabajador!, "¡Unidad sindical derecho laboral!" e "¡Institutos unidos, jamás serán vencidos!".

También recalcaron durante la marcha que el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), fue un pilar en la pandemia y un referente en los medios de comunicación; pero uno de los manifestantes señaló que "hoy se nos da la espalda, ni un uniforme digno nos quieren entregar para nuestra protección, no estamos pidiendo vacaciones, no estamos pidiendo más salario; uniformes dignos a cada trabajador".

El médico recordó a sus compañeros que perdieron la vida, durante la pandemia por Covid- 19, pero exigió a las autoridades que doten del equipo necesario al personal de salud. "Cuántos partieron de este mundo enfrentando la pandemia, verdaderos héroes que se entregaron al pueblo de México, hoy queremos justicia laboral, basta de las personas que no saben dirigir las instituciones", afirmó.

Asimismo, enfermeras y médicos recalcaron que falta material de mantenimiento y medicamentos, "no hay nada".

De manera anónima, una enfermera que participó en la manifestación explicó "lo que nosotros necesitamos es un equipo de protección, lo único que queremos es un uniforme de buena calidad, antifluidos, anticorrosivos porque manejamos químicos; los que han entregado están mal hechos, no son la talla que corresponden, el calzado tampoco es el adecuado".

Añadió que "no son seguros, cuando manejamos sustancias o un fluido del paciente, no sirven para realizar nuestras labores diarias".