Anuncios

El partido Nuestro Tiempo pide al Tribunal Electoral salvadoreño claridad con la información

San Salvador, 7 feb (EFE).- El partido opositor salvadoreño Nuestro Tiempo (NT, liberal y progresista) pidió este miércoles al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que sea claro con la información que les proporciona sobre el escrutinio final de las elecciones presidenciales y legislativas del pasado domingo.

Andy Failer, presidente de NT, dijo a periodistas que se han instalado 51 mesas para el escrutinio final de los comicios presidenciales, proceso que se llevará a cabo en un hotel de San Salvador.

No obstante, señaló que para el recuento de las elecciones legislativas "se nos ha mencionado que se puede considerar el (estadio) Mágico González y se instarán entre 300 y 400 mesas".

"Llamamos al tribunal a que sea claro con la información porque no está en firme el lugar donde se va hacer, no está en firme la cantidad de mesas que se van a instalar, no está en firme la fecha en que va a comenzar ese conteo", manifestó.

Diversas fuentes dijeron el martes a EFE que el ente colegiado llevaría el escrutinio final de los comicios legislativos a otro lugar, ya que el hotel sede no cuenta con suficiente espacio para la instalación de más de 300 mesas.

El Tribunal Supremo Electoral convocó el martes para el inicio del escrutinio final de las elecciones del 4 de febrero, y se tiene previsto que el proceso comience este miércoles.

El Salvador celebró el domingo pasado elecciones presidenciales y legislativas, a las que unos 6,2 millones de salvadoreños (740.000 en el exterior) estaban convocados para votar.

La noche de ese día el presidente Nayib Bukele se autoproclamó vencedor de los comicios antes de conocerse los resultados oficiales y dijo que fue con más del 85 % de los votos.

De confirmarse los datos electorales, Bukele se convertiría en el primer presidente de El Salvador en reelegirse desde que el país dejó atrás una dictadura militar, después de una reinterpretación de la Constitución que prohíbe la reelección inmediata, y continuaría teniendo la mayoría en el Congreso.

Esto le permitiría continuar con su guerra contra las pandillas por medio de un régimen de excepción, implementado desde marzo de 2022, medida que ha elevado su popularidad y que le habría garantizado la victoria electoral.

(c) Agencia EFE